Almería urbanismo demolición

Urbanismo procede a la demolición del último inmueble adquirido en el Barrio Alto, previo a la licitación de las obras de urbanización en la zona

Culmina así un complejo proceso administrativo y técnico que seguirá, a lo largo del presente mes, con la licitación de las obras, con un presupuesto de inversión de un millón de euros

El Ayuntamiento de Almería, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, procedía esta mañana a la demolición del último inmueble adquirido e incluido en el ámbito de actuación de la Unidad de Ejecución denominada PERI-NAN-02/106, en el Barrio Alto.

Con ello el Consistorio tiene ya vía libre para la licitación del proyecto de urbanización, aprobado el pasado mes de noviembre, y llevar con ello a cabo el desarrollo de unas obras que vendrán reordenar y mejorar la accesibilidad en esta parte de la ciudad, en la zona delimitada por las calles Pancho, Verbena, Martínez, Morales y Plaza Hornero, ámbito de actuación de este PERI.

La concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, sobre el terreno, ha avanzado que “culminados los trabajos de demolición, finalmente las obras podrán ser licitadas a lo largo del presente mes de marzo”.

Las obras cuentan con presupuesto de 1.092.587,66 euros y un plazo de ejecución de ocho meses. De esta forma, y completando actuaciones de corporaciones anteriores, vendrá a conformarse una nueva urbanización, con nuevos viales, nuevas dotaciones, en respuesta a una reclamación histórica de este barrio, una actuación muy compleja desde el punto de vista de la gestión

Los trabajos de urbanización permitirán la actuación sobre una superficie de 8.878 m2, con una edificabilidad de 10.334 m2 de techo que sobre las parcelas resultantes permitirán la construcción de hasta 106 viviendas y locales comerciales, incluyendo igualmente la regularización de la red viaria así como nuevas dotaciones y espacios libres de acuerdo con lo recogido en el PGOU del año 98.

La inversión del conjunto total de actuaciones en este ámbito, incluyendo compra de suelo, expropiaciones, demoliciones y ahora su urbanización, es de algo más de tres millones de euros, una inversión con la que el Ayuntamiento de Almería pretende recuperar a nivel urbanístico las condiciones de un barrio enclavado en el centro de la ciudad.

Audio: