Almería espacios escénicos Tránsito

‘Tránsito’ se pasea por la creatividad artística en el Espacio 2 para reflexionar sobre la vida

El proyecto multidisciplinar fusiona la instalación sonora de Guadalupe Bascuñana y Juanma Cidrón con la performance del colectivo ‘La Confluencia’

Los museos hoy en día no son compartimentos culturales estáticos, sino que están llenos de vida, y, por eso, además de las exposiciones permanentes, comparten hábitat con las diferentes expresiones artísticas. El Espacio 2 del Museo de Arte de Almería lo refleja mejor que nunca con ‘Tránsito’, una instalación sonora de Guadalupe Bascuñana y Juanma Cidrón que se une a la performance del colectivo artístico ‘La Confluencia’ para regalar una fusión de creatividad artística, donde se conjuga música, danza, audiovisual, diseño, iluminación, poesía y moda.

Partiendo de una pieza musical acústica de Juan Manuel Cidrón del año 2014, se reflexiona sobre la vida, la inseguridad y la incertidumbre que siempre forma parte del devenir de las personas, creando momentos estéticos muy bellos, que a la vez abren la mente a la reflexión.

El Espacio 2, cuyo director es Juan Manuel Martín, produce de nuevo en exclusiva un proyecto cultural entre el Área de Promoción de la Ciudad del Ayuntamiento de Almería y la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, con la colaboración de la Diputación Provincial, y la coordinación del propio Juan Manuel Martín, que se puede visualizar, extremando las medidas de seguridad sanitaria, este fin de semana y el próximo, en la sala Jesús de Perceval.

‘Tránsito’ une la instalación ‘Acción de transitar’ y la performance ‘Movimiento e incertidumbre’. Partiendo de la música de Juan Manuel Cidrón, en una pieza de 43 minutos que interpreta en directo, Guadalupe Bascuñana ha ideado una instalación audiovisual con imágenes para la reflexión, apoyada en la dirección técnica e iluminación por Alejandro Martín, unido a los textos poéticos de Francisco Martínez, y a partir del minuto 21 se incorpora ‘La Confluencia’ con una performance dirigida por Ascensión Rodríguez que interpreta en una orgánica danza Leticia Valle, la voz en Off de Basilio Romero y la realización de vestuario de Pura Delgado, de ‘PuraLínea’.

Con el nexo en común del tránsito de la vida, cada uno de los artistas le ha aportado al proyecto su enfoque. Guadalupe Bascuñana explica que “pensamos en un proyecto multidisciplinar a partir del diseño gráfico que había realizado para la música de Juanma Cidrón. En 2014 no pudo plasmarse, y ahora con las aportaciones de La Confluencia se hace realidad”. En esta línea, Bascuñana

afirma que “el video ha supuesto un gran esfuerzo de varios meses, con ocho horas diarias, para cristalizar en imagen el sentimiento de la música”. Guadalupe Bascuñana indica que la motivación de la instalación es “un viaje por la vida por distintos recorridos y diferentes puntos de entrada y salida”. Una instalación que se extiende, majestuosa, sobre la pared del museo, donde el propio espectador se integra en esta reflexión existencial.

Por su parte, Juanma Cidrón indica que “con la pieza inicial quería explicar el tránsito de la vida, con instrumentos acústicos. Fue una pieza para una banda sonora y se interpretó en directo en el verano de 2014. Ahora la recupero para realizar una intervención sonora que apoya la instalación de Guadalupe Bascuñana”.

Respecto a ‘La Confluencia’, como explica Ascensión Rodríguez, hemos querido expresar “la incertidumbre de la vida, el movimiento, pues lo hacemos a través de la danza, mucho más acusado en algunas etapas como puede ser en estos momentos, y también influidos por la poesía”. Leticia Valle interviene en la segunda parte “interpretando todo ese círculo de energía de la vida, con toda la belleza e incertidumbre de la transformación. Para mí es un honor bailar la música de Juanma, muy difícil, pero a la vez satisfactorio. Es una danza orgánica y a través del vestuario de Pura voy transformándome, en un mensaje metafórico sobre las distintas etapas de la vida”.

El vestuario de Pura Delgado también juega un papel relevante, a través de ese abrigo blanco con el que se envuelve la bailarina. “A la hora de diseñar el abrigo tuve en cuenta tres aspectos fundamentales. Primero, permitir la movilidad, y por eso tiene unas aberturas muy grandes. Además, es un abrigo maleta, para el tránsito de la vida, lleva unos bolsillos que no se visualizan en un primer momento, pero que la bailarina puede abrir para sacar la prenda que necesita en cada momento. Y a la vez tenía que ser pantalla para que cuando la bailarina se acerque al fondo se proyecte también la misma imagen que hay en la pantalla”.

Por su parte, Alejandro Martín cuenta los aspectos técnicos: “Hemos alquilado un proyector que viene de Barcelona con una óptica gran angular para proyectar sobre la pantalla vertical que tiene las dimensiones de 7 metros de alto por 4 de ancho, y hemos aprovechado la arquitectura del espacio”.

Como afirma Francisco Martínez, autor de los textos poéticos, “Tránsito es la imagen, el diseño, las palabras, la danza y las notas de esa energía que tenemos la suerte de poseer. Aunque, en realidad, sea ella la que nos posee a nosotros: no hay nada más que ver la historia -el tránsito- del proyecto ‘Tránsito’.

El público podrá disfrutar la instalación y performance mañana domingo, a las 12 horas, y el fin de semana que viene, viernes, a las 19 horas; sábado, a las 19 h y 20:15 h; y domingo, a las 12 horas. Un aforo reducido de 20 personas, con

asientos preasignados y total de 160 personas entre todos los asistentes en las sesiones que comenzaron el pasado viernes. Por seguridad sanitaria, es obligatoria la reserva de plaza en el teléfono 680 99 05 92, en horario de 10:30 a 13:30 h, por whatsApp.