Pleno Ayuntamiento Almería Alcalde

Sánchez anuncia la convocatoria del Consejo Municipal de Comercio y la puesta en marcha del I Plan de Comercio en apoyo al sector

El Ayuntamiento modifica la Ordenanza de comercio para prohibir y sancionar el desarrollo de actividades comerciales no autorizadas en la calle

El concejal de Promoción de la Ciudad, Carlos Sánchez, ha anunciado hoy la próxima convocatoria del Consejo Municipal de Comercio, en cuyo seno se quiere dar a conocer el resultado del diagnóstico de la situación comercial elaborado por la Empresa Municipal ‘Almería 2030’, en el marco del Plan Estratégico de Almería 2030 (PEAL 2030), avanzando la presentación del I Plan Municipal de Comercio como resultado de ese diagnóstico.


Sánchez ha venido a subrayar el compromiso del Equipo de Gobierno con el sector comercial, proclamando que en este primer plan el Ayuntamiento “se va a volcar”. El edil popular espera que, en el marco del Consejo Municipal, este Plan sea “participado y promulgado” por colectivos, asociaciones y grupos políticos, de forma que “salga enriquecido en el periodo de trabajo que se iniciará en el seno de esta comisión”.

Un anuncio que ha realizado en el transcurso del Pleno de carácter ordinario celebrado hoy por la Corporación, dentro del debate que ha concluido con la aprobación inicial de la modificación de la Ordenanza Reguladora del Comercio Ambulante en el término municipal de Almería, introduciendo en su articulado, tal y como anunció el pasado mes de mayo el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, mecanismos a favor de la convivencia ciudadana y la preservación de los espacios públicos, prohibiendo las actividades y prestación de servicios en la vía sin autorización, así como el ofrecimiento de servicios y productos, de manera persistente o intimidatoria, siempre que no hayan sido demandados por el usuario, y sancionando no solo a quien lo ofrece, también a quien lo recibe.

Convivencia ciudadana

Su aprobación sigue al trámite de consulta pública al que fue sometido el borrador de la Ordenanza el pasado mes de octubre y su aprobación en Junta de Gobierno Local. Además de ser un compromiso del Equipo de Gobierno, anunciado en la pasada campaña electoral, la modificación de esta ordenanza “viene a dar respuesta, a petición de los propios comerciantes y vecinos, a situaciones en puntos concretos de nuestra ciudad, como en la Avenida de la Estación, por el desarrollo de ciertas actividades comerciales no autorizadas en plena calle o la exposición de vehículos en la vía pública con objeto de promover su venta o alquiler”, como ha explicado en el debate de este punto el concejal de Promoción de la Ciudad, Carlos Sánchez.

La modificación recoge, en su artículo 3 (actividades excluidas y prestaciones de servicios no autorizados y/o no demandados), el compromiso de “fomentar el uso racional, ordenado y propio de las vías y espacios públicos, el derecho de las personas a no ser molestadas o perturbadas en el ejercicio de su libertad, la salud de las personas, la salvaguarda ele la seguridad pública y los derechos de personas consumidoras y usuarias”.


Como se incluye en su apartado b, “se prohíbe la realización de actividades y la prestación de servicios en el espacio público que debiendo contar con autorización municipal, carecieran de ella, y en particular, el ofrecimiento de compra y/o venta de todo tipo de bienes y servicios de manera intimidatoria, siempre que no hayan sido demandados por los usuarios.

Del mismo modo se prohíbe “la exposición de vehículos en la vía pública con objeto de promover su venta o alquiler, con independencia de su correcto estacionamiento”.

De esta forma, el Ayuntamiento de Almería viene a regular este tipo de situaciones con el objetivo de mejorar “la convivencia y la imagen de la ciudad”. Para asegurarse su cumplimiento, la Ordenanza contempla sanciones para los infractores, tanto si son vendedores como compradores, que van desde un apercibimiento o multas que pueden rondar hasta los 18.000 euros y hasta tres meses sin ejercer la venta e incluso la revocación de la autorización municipal, así como el decomiso de la mercancía que sea objeto de comercio y los puestos, instalaciones, vehículos o cualquier medio utilizado para el ejercicio de la actividad”.

“Esperamos que con este nuevo marco legal, que se ha impulsado de manera similar en otras ciudades de España, los vecinos y comerciantes puedan recuperar la normalidad que tenían antes del auge de estas actividades ilícitas”, ha reconocido el concejal de Promoción de la Ciudad.

Reciclaje residuos eléctricos

Por unanimidad se ha aprobado también la adhesión al Convenio Marco de Colaboración entre la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del territorio de la Junta de Andalucía, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias y las Entidades Gestoras de Sistemas Colectivos de Gestión de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos.


El convenio viene a marcarse como objetivos el mejorar los objetivos de recogida selectiva, reutilización, reciclado y valorización de estos residuos, con criterios de “eficiencia técnica y visibilidad ambiental y económica, de forma que se pueda lograrse la mejor descontaminación, reutilización y reciclado de los mismos a través de diferentes actuaciones entre las que se incluyen campañas de concienciación y sensiblización social o el promover la prevención en la generación de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, la preparación para la reutilización y la reducción del impacto ambiental de los que ya están en el mercado al final de su vida útil, actuaciones todas ellas que, en el caso del Ayuntamiento de Almería, se viene prestando a través del Punto Límpio instalado en el sector 20.

La concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, ha justificado esta adhesión advirtiendo “una falta de actualización en su firma, sin menoscabo del objeto del convenio y sin suponer ningún inconveniente en la gestión de este tipo de residuos”

Resuelta esta cuestión, ha explicado que “cada vez es mayor la conciencia social respecto al reciclaje, apoyada en las campañas de sensibilización y concienciación que se vienen realizando a todos los niveles”, anunciando que el Ayuntamiento “volverá a adherirse al convenio una vez se renueve el mismo”.

Como dato significativo, Cobos ha señalado que “frente a los 3.784 frigoríficos que, por ejemplo, se recogieron en 2014, se ha pasado a más de 55.000 en 2019. Del mismo modo la gestión de residuos eléctricos se ha elevado exponencialmente, pasando de 28.000 a más de 55.000 unidades”.

Audios: