Almería ReActivaCultura 20

Rock calórico y risas ‘maldecías’ esta mañana con la doble propuesta del Circuito Municipal ‘Re-activaCultura 20’

El programa del Área de Cultura y Educación ha continuado hoy con la obra ‘Malas y Maldecías’ en la EMMA y conciertos de Monte Terror, Compro Oro y Stay To Sleep en el Anfiteatro

Tras el fantástico estreno de la pasada semana, el Circuito Municipal de Música y Artes Escénicas ‘Re-activaCultura20’, una de las iniciativas llevadas a cabo por el Ayuntamiento dentro del Plan de Reactivación Económica y Social de la Ciudad, y que organiza el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería, ha vuelto con fuerza en el inicio del fin de semana con una doble propuesta, ambas con invitaciones agotadas. En el Anfiteatro de la Rambla, el rock calorífico de tres bandas como Compro Oro, Monte Terror y Stay To Sleep y en el salón de actos de la Escuela Municipal de Música y Artes (EMMA) la obra de teatro ‘Malas y Maldecías’.

También están las invitaciones agotadas para la obra familiar de mañana ‘Salvemos El Bosque’, de La Duda Teatro. Hay que recordar que las entradas para todos los conciertos y espectáculos del Circuito son gratuitas con invitación y estarán disponibles de manera progresiva en la taquilla municipal del Apolo o en www.almeriaculturaentradas.es.

Todas las citas programadas por el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería cumplen escrupulosamente con la normativa vigente en cuanto a distanciamiento y medidas sanitarias exigidas y reducción de aforo para poder disfrutar con tranquilidad de la #CulturaSegura tal y como se viene realizando desde el pasado verano.

‘Malas y Maldecías’ es una obra que está protagonizada por Fernando Labordeta y Dita Ruiz, escrita y dirigida por Antonio de la Trinidad Ruiz, y que se ha hecho popular en los últimos años en toda la provincia, ya que tiene además ‘adaptaciones’ ya que nos cuenta la historia de Balbina y María José, empleadas en un puticlub de provincias. No son chicas de alterne, sino que limpian el salón, los baños y las habitaciones del tugurio.

Además de compartir la ocupación, también tienen en común unas vidas marcadas por la insatisfacción, la frustración y las letras impagadas. Y muchos secretos, mucha mala sangre enquistada que acabará brotando como un estallido para espanto de ellas y gozo del respetable, tal y como ha ocurrido una vez más este mediodía.

Anfiteatro, distorsión y potencia

El ‘hat-trick’ de bandas en el Anfiteatro prometía de inicio emociones fuertes y así ha sido. La terna ha comenzado con Stay To Sleep, que ha mostrado su combinación de sonidos que van del shoegaze al dream pop, con cortes muy melódicos. La larga trayectoria musical de sus componentes hacen que Stay To Sleep muestre una madurez inusual en un grupo novel demostrando carácter y personalidad propia en sus composiciones, jugando con las influencias de sus anteriores bandas para crear un cóctel atractivo, elegante y novedoso en la escena nacional. Stay To Sleep está compuesto por componentes procedentes de bandas como The Dry Mouths, Makia Subversiva, La Taberna del Muerto, EHB, Gata Brass Band…’Donna’, ‘Twilight’, ‘Called Loop’, que es uno de sus recientes videoclips, ‘Puppet’, ‘Yoraluz’ o ‘Insane’ han caldeado el ambiente con éxito.

En segundo lugar, Monte Terror ha desgranado casi en su totalidad su último disco ‘El Último Verano De Nuestra Juventud’, como con su entrada con ‘Oude Kwaremont’, un tema que ha precedido a la gran sorpresa de la actuación, un adelanto de lo que será su nuevo trabajo, tan recién salido del horno que todavía no tiene título. Sentadas las bases, la banda ha pilotado el vuelo de su sonido por espacios de shoegaze. La intensidad y la emoción de teclas, distorsión y aires ambientales han hacen combustión en temas como ‘Teoría De Las Catástrofes’ o ‘Espalda Azul del Exterminio’, para terminar con el explosivo enlace entre ‘Triple Salchow’ y ‘Poder Blando’, cierre enérgico, para cerrar el círculo con similar entrada.

Para terminar, Compro Oro. Lo suyo no es nuevo y quien lo probó lo sabe desde hace años. Su sonido es una burbuja en el tiempo, que lleva hacia una fina psicodelia de raíz aflamencada que, de manera clara, nos conecta con ese pulso rítmico de Los Brincos. Una música muy percusionada que sirvió para poner los corazones al compás de las canciones de su larga duración Carmen, que capitalizó casi la totalidad del repertorio hasta el cierre.

Arrancando con ‘Mejores Primaveras’ o ‘Tiempo’, el chasquido de ‘Ojos Verdes’ aceleró la actuación con la concatenación veloz de temas de querencia de raíz como ‘Condena’, ‘Carmen’ o ‘Miedo’, que pusieron al público a bailar en sus asientos. Con los ‘Nuevos Capitales’, ‘Que No Me Digan’, ‘Ser Cambiante’, antes de despedirse con ‘Lo Más Bonito’, perfecto título, también, para definir la #CulturaSegura.