Almería concejal Urbanismo

Resueltas 126 órdenes de ejecución subsidiaria sobre inmuebles y solares, por incumplimiento de sus propietarios, en los últimos cinco años

Por primera vez, el Ayuntamiento adjudica para los próximos dos años la contratación de obras derivadas de la ejecución subsidiaria con un presupuesto de 95.000 euros

El Ayuntamiento de Almería ha resuelto, en los últimos cinco años, 126 órdenes de ejecución subsidiaria por incumplimiento de los propietarios en situaciones sobre edificaciones y/o solares en los que entran en juego cuestiones de salubridad y seguridad o legalidad urbanística.

Procedimientos que han sido atendidos, como ha explicado la concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, “tras un complejo proceso que deriva de la importante labor municipal que realiza el Ayuntamiento en cuanto a la aplicación de las ordenanzas, inspeccionando y sancionando, cuando es el caso, el incumplimiento de lo establecido en la norma”.

Entre las actuaciones que se han llevado a cabo en este tiempo se incluyen demoliciones de inmuebles en estado ruinoso o ruina inminente, ordenadas e incumplidas por sus propietarios; la restauración de legalidad urbanística o la demolición de obras ejecutadas sobre terrenos destinados a viario público.

Al objeto de atender la ejecución final de este proceso, el Ayuntamiento de Almería, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha adjudicado a la empresa Fircosa Desarrollos, S.L., el contrato de obras de ejecución subsidiaria en materia de restauración de la legalidad urbanística, órdenes de ejecución por motivos de seguridad y salubridad y demoliciones de edificios declarados en estado ruinoso, por un importe de 95.590 euros, IVA incluido.

La ejecución de este nuevo contrato alcanza ahora dos anualidades (2020 y 2021), correspondiendo a cada una de éstas los importes de 75.000 y 20.590 euros respectivamente, siendo la primera ocasión en la que esta partida, incluida en el presupuesto de la Gerencia Municipal de Urbanismo, incluye dos anualidades.

De esta manera, el Ayuntamiento prevé tener cubierta cualquier eventualidad que pueda producirse para poder actuar, de manera más rápida, ante este tipo de situaciones, que se producen cuando no se ha procedido por parte de los propietarios a ningún tipo de actuación y entran en juego cuestiones de salubridad y seguridad.

Martínez Labella ha recordado que la contratación para este tipo de actuaciones “viene repitiéndose desde el año 2013, en un solo contrato, de forma que se pueda ganar en operatividad a la hora de llevar a cabo la resolución de expedientes que, por regla general, tienen cierta complejidad”, ha insistido.