Manifiesto prevención suicidio Almería

Paola Laynez aboga por “acercar la realidad del suicidio a la sociedad almeriense” como paso previo para “despojarla del estigma que la rodea”

La concejala de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana ha participado en la lectura del Manifiesto por el Día Mundial de la Prevención del Suicidio y lo ha hecho con Diputación, Consejo Pro Salud Mental y Teléfono de la Esperanza

La concejala delegada del Área de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana, Paola Laynez, ha abogado por “acercar la realidad del suicidio a la sociedad almeriense” como paso previo para “despojarla del estigma que la rodea” y, sobre todo, para fomentar la prevención de este problema de salud pública que acaba cada día con diez personas en España y con veinte más que, a diario, fracasan en su intento de darse muerte pero quedan tocadas tanto ellas, como su familia y entorno más cercano.

De la mano de Diputación Provincial, el Consejo Pro Salud Mental de Almería, el Teléfono de la Esperanza y el servicio de Salud Mental del Hospital Universitario Torrecárdenas, entre otros, la concejala ha participado en la lectura del Manifiesto por el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, junto a la vicepresidenta de Diputación y diputada de Bienestar Social, Ángeles Martínez, numerosos voluntarios del Teléfono de la Esperanza, además del concejal no adscrito del Ayuntamiento de Almería, Joaquín Pérez de la Blanca, acto que ha congregado a decenas de personas en Puerta Purchena bajo el lema ‘Tu salud emocional, la mejor vacuna para prevenir el suicidio’.

El Ayuntamiento de Almería participa activamente en la campaña de difusión que, por vez primera, se desarrolla con motivo del Día Mundial de la Prevención del Suicidio en Almería. Una campaña que propone hablar del suicidio, quitarle el estigma que le rodea, acabar con tabúes innecesarios y, con el testimonio de personas que intentaron quitarse la vida y que “hoy quieren dar la cara”, llegar a la sociedad para que, entre todos, se puedan reducir las cifras de suicidio. Y es que, a día de hoy, el suicidio es primera causa de muerte entre los jóvenes y dobla la cifra de fallecidos por accidente de tráfico.

Para Laynez, la campaña que se ha puesto en marcha en Almería con motivo de este Día Mundial es la primera de otras muchas que han de venir en los próximos años coincidiendo con el 10 de septiembre. De ahí que haya confirmado la apuesta del Ayuntamiento de Almería por colaborar siempre con otras instituciones y con entidades como el Teléfono de la Esperanza y el Consejo Pro Salud Mental.

La vicepresidenta de Diputación y diputada de Bienestar Social, Ángeles Martínez, ha destacado también el trabajo de todos los voluntarios y profesionales que conforman ‘El Teléfono de la Esperanza’ y la importancia que tiene que todas las personas puedan sentirse escuchadas y comprendidas para encontrar alternativas por difícil que sea cada situación. A su vez, Martínez ha recordado que hoy se ha presentado una campaña pionera en la provincia sobre prevención del suicidio titulada ‘¿Lo hablamos?’ para visibilizar uno de los principales problemas de salud pública y ofertar soluciones a las personas que lo sufren. Por último, la vicepresidenta ha remarcado el compromiso de la Diputación con todas aquellas entidades que «trabajan día a día para que disfrutemos de una provincia mejor, más solidaria, justa e igualitaria».

Por su parte, el psiquiatra y director de Salud Mental del Hospital Universitario Torrecárdenas, Domingo Díaz del Peral, ha llamado la atención sobre el incremento de las tasas de suicidio en Almería, reclamando a su vez trabajar desde todos los ámbitos de la sociedad a favor de la salud mental.
Hablar salva vidas
El Manifiesto, leído por voluntarios del Teléfono de la Esperanza, apela, entre otras cuestiones, a cuidar la salud emocional de las personas como “principal vacuna” frente al suicidio. De hecho, insisten los profesionales en hablar de él conscientes de que “hablar salva vidas”.