Miles de almerienses acuden hoy a los cementerios municipales, en un ambiente de “respeto y normalidad”

Miles de almerienses acuden hoy a los cementerios municipales, en un ambiente de “respeto y normalidad”

La concejala Carolina Lafita recuerda que se han ampliado “horarios y reforzado seguridad, limpieza y líneas de autobuses desde el 27 de octubre y hasta mañana, día 2”

El sol ha querido unirse al sentimiento de recogimiento que hoy se vive entre las familias almerienses con motivo del Día de Todos los Santos. Miles de almerienses se están acercando a los cementerios municipales para honrar a sus seres queridos en un ambiente de normalidad, gracias al dispositivo especial puesto en marcha por el Ayuntamiento de Almería desde el pasado 27 de octubre y hasta mañana, 2 de noviembre.

La concejala Carolina Lafita se ha acercado al cementerio municipal esta mañana para comprobar que todo el dispositivo se está desarrollando de forma ordenada y ha valorado que “la jornada está discurriendo en un ambiente de respeto y normalidad. Desde el Ayuntamiento de Almería hemos puesto en marcha un dispositivo especial que incluye la ampliación de horarios hasta las 18 horas, y el refuerzo de la seguridad, limpieza y las líneas de autobuses”. Efectivamente, el Ayuntamiento de Almería ha puesto en marcha un dispositivo especial coordinado por el Área de Promoción de la Ciudad “con el que se está dando servicio y cobertura a las 30.000 personas que acuden estos días a los cinco cementerios municipales de la capital a honrar a sus seres queridos”, afirma Carolina Lafita.

El dispositivo municipal contempla un refuerzo del personal para atender las necesidades de los visitantes, así como de los servicios que presta la empresa concesionaria de la gestión y mantenimiento de los cementerios, ASV Servicios Funerarios. Igualmente, se implementan los servicios de transporte urbano y de la Policía Local para garantizar la seguridad y la fluidez del tráfico en los puntos de mayor afluencia.

Así, se ha habilitado un horario especial, de 9.00 horas a 18.00 horas, que se aplicará hasta mañana, 2 de noviembre, tanto al cementerio de San José y Santa Adela, el mayor de la capital, como a los que se encuentran en Cabo de Gata, El Alquián, La Cañada y Cueva de Los Medina. En cada cementerio de los barrios existe una persona permanente para atender a los usuarios y realizar labores de mantenimiento y limpieza propias de estos días, mientras que en el principal se ha creado un grupo de nueve personas. Además, hoy, 1 de noviembre, un vigilante de seguridad está colaborando en el acceso a las instalaciones y la oficina del cementerio permanece abierta para facilitar información a los ciudadanos.

El cementerio de San José dispone de dos vehículos eléctricos (booguies de cuatro plazas) para el acompañamiento de visitantes en el interior del recinto, que está realizando paradas en hitos fácilmente identificables y con un uso muy elevado para facilitar el acceso a las personas con movilidad reducida.

Al igual que en años anteriores se ha abierto la entrada norte, en el camino de los Almendros cuyo acceso se realiza por la rotonda entre Suzuki y BP y que accede al Tanatorio Crematorio Municipal Sol de Portocarrero. El Tanatorio cuenta con dos aparcamientos de más de 100 plazas, entre las que hay reserva para personas con movilidad reducida, dispone de vigilancia física, circuito cerrado y es gratuito para los visitantes durante todo el año. También permanecen abiertas las entradas habituales.

La Policía Local también se incluye dentro de este dispositivo, en su caso, reforzando la vigilancia y el control del tráfico en los puntos más conflictivos y ha contribuido a que todo transcurra con la máxima normalidad.

Igual sucede con la empresa concesionaria del Servicio de Transporte Urbano de Almería, Surbus, reforzando la línea 18, que tiene su paso por el cementerio de San José y Santa Adela, los días 28 de octubre y 1 de noviembre, además de desviar puntualmente las líneas 2 y 3 desde el barrio de Torrecárdenas, en dirección la hospital los días 27 y 28 de octubre y 1 de noviembre.

La jornada se ha desarrollado con el máximo respeto y en un ambiente de recogimiento para honrar a los seres queridos.