Más de 300 empresas se han adherido a la Junta Arbitral Municipal de Consumo

Más de 300 empresas se han adherido a la Junta Arbitral Municipal de Consumo

La concejala de Comercio, Carolina Lafita, inaugura el III Workshop sobre Mediación en Consumo, organizado por la Universidad y el Ayuntamiento

“El bienestar del ciudadano es el principal objetivo del Ayuntamiento de Almería, y por eso debemos proteger y defender sus intereses”. Con estas palabras la concejala de Comercio, Carolina Lafita, ha iniciado su intervención, en la inauguración del III Workshop sobre Consumo, organizado por la Universidad de Almería y el Ayuntamiento de la capital. Una jornada anual para actualizar conocimientos, que en esta edición se ha centrado en la mediación.

Carolina Lafita ha manifestado que “en la actual sociedad transparente, donde cualquier queja se sube de inmediato a las redes sociales, sólo las empresas honestas, que escuchan y atienden de forma correcta al cliente tendrán futuro. Por eso, la adhesión de más de 300 empresas almerienses a la Junta Arbitral Municipal es una noticia positiva. Son entidades que han dado un paso adelante y entienden que el ciudadano debe estar en el centro de su negocio”. En esta misma línea, a lo largo de 2018 se han presentado cerca de 80 solicitudes de reclamaciones ante la Junta Arbitral Municipal de Consumo, la mayoría sobre temas relacionados con las telecomunicaciones.

La Junta Arbitral Municipal de Consumo se creó en el año 1995, y desde entonces “trabajamos para que el consumidor la utilice cuando piense que sus derechos han sido vulnerados y podamos darle la respuesta más justa a sus demandas. Y siempre desde un planteamiento de servicio público, pues es totalmente gratuito”.

En la tercera edición de este workshop se ha profundizado a lo largo de la mañana en la figura de la medición, con el objetivo de promocionarla como una forma de fomentar la conciliación entre ciudadano y comercio, sin necesidad de traspasar el ámbito de la justicia, y de esta manera, ahorrando en trámites administrativos. Carolina Lafita considera que “en una sociedad donde los juzgados están abarrotados, que podamos llegar a un punto en común de entendimiento a través de la mediación es un aspecto positivo que se debería potenciar”.

El workshop está dirigido por María José Cazorla, profesora de Derecho Civil de la Universidad de Almería. La experta afirma que “lo más importante es contar con instituciones como el Ayuntamiento de Almería que tiene su propia Junta Arbitral y un equipo humano que se implica mucho en los conflictos de consumo, y eso es un valor añadido para nuestra ciudad y comercio. Quiero darles las gracias porque todos los años apoyan este programa de actualización”. En esta línea, añade que “la mediación es una competencia autonómica y actualmente, en Andalucía, se está elaborando el anteproyecto sobre mediación en temas de consumo, con lo que el Ayuntamiento quiere reforzar que su personal y todos los actores que participan en temas de consumo en la ciudad tengan actualizados los conocimientos”.

María Cazorla desarrolla la temática del programa afirmando que “la mediación es más próxima y confidencial. A diferencia de un juzgado o el sistema arbitral en el que es un tercero el que te impone la solución, en la mediación son las partes las que participan a la hora de resolver el conflicto. Cuando se coge el conflicto en una fase inicial, donde las partes no han roto la comunicación, el mediador aproxima y facilita el entendimiento entre las partes”.

El Workshop se ha desarrollado a lo largo de la mañana en la sala de grados del Paraninfo de la Universidad con una serie de conferencias y mesas redondas.

Audios relacionados: