Obras Paseo marítimo Almería

Martínez Labella denuncia “desidia y falta de interés” del Gobierno a la hora de retomar las obras del Paseo Marítimo, paralizadas desde 2018

La concejala de Urbanismo e Infraestructuras exige su reinicio así como la continuidad del proyecto con la convocatoria, comprometida, del concurso para el diseño de la conexión entre el Paseo de Ribera y el Paseo Marítimo

La concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, ha denunciado hoy el incumplimiento, una vez más, respecto del anuncio de reinicio de las obras de prolongación del Paseo Marítimo y de recuperación ambiental del Delta del río Andarax, anunciado por el Gobierno para el último trimestre el año pasado, fecha que el pasado mes de agosto ponía sobre la mesa el grupo municipal socialista en boca de sus concejales.

Incumplimiento y ausencia de cualquier tipo de comunicación “oficial” que Martínez Labella enmarca en la “desidia y falta de interés” que el gobierno de Pedro Sánchez viene manifestando sobre cualquiera de los proyectos que son importantes para esta ciudad. “No puede ser que más de dos años después sigan estas obras paradas y, lo que es más importante, que no tengamos noticia alguna sobre los planes para la continuación de este proyecto, comprometido por parte de Costas en la realización de un concurso de ideas que viniera a diseñar la unión del Paseo Marítimo con el Paseo de Ribera a través de un puente. Tan importante es retomar estas obras como cumplir con ese compromiso adquirido respecto a este proyecto. Y de ambas cosas no sabemos nada”, ha lamentado Martínez Labella.

La denuncia ante esta situación viene acompañada de una nueva solicitud a la Dirección General de la Costa y el Mar, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, de una reunión en la que abordar tanto el reinicio de las obras como la continuación del proyecto, ampliando la solicitud a otras cuestiones de interés que siguen en agenda sin ser abordadas y que ya han sido objeto de reivindicación y requerimiento municipal, como la mejora de las playas de Retamar-El Toyo y La Cañada.

“Necesitamos celebrar esa reunión, ya sea de forma presencial o telemática, y que se pronuncie el gobierno sobre fechas ciertas, plazos y compromisos verdaderos. En la obra de ampliación del Paseo Marítimo el Ayuntamiento ha aportado un millón de euros y seguimos sin saber cuándo, cómo y de qué manera se reanudarán los trabajos, con la lamentable imagen de dejación que además acompaña la zona de actuación”, ha denunciado Martínez Labella, exigiendo al menos “un adecentamiento y colocación del vallado de seguridad en el entorno de la obra paralizada, contando además con los medios con los que cuenta Costas a través de la empresa pública Tragsa”.

Gobierno silente

La concejala de Urbanismo e Infraestructuras ha señalado que “en una conversación informal con el subdelegado del gobierno en Almería, Manuel de la Fuente, se me trasladó que las obras se podrían retomar en la primavera de 2021”, otra fecha más sobre el calendario que la concejala espera pueda “tener concreción en esa reunión y a través de un interlocutor válido. Pedimos agilidad. No es de recibo que para resolver un contrato se lleve más de dos años. A los errores cometidos en el procedimiento creo que se suma la falta de interés por resolver esta cuestión y dar continuidad al proyecto. Lo que se demuestra, una vez más, es que Almería no recibe la respuesta que necesita de un Gobierno silente”, ha lamentado.

El compromiso del Gobierno de España siendo presidente Mariano Rajoy fue el de llevar a cabo la inversión necesaria que permitiera la recuperación ambiental del Delta del río Andarax, además de la continuación del actual Paseo Marítimo en la capital, la retirada de residuos, la rehabilitación de construcciones históricas existentes y la revegetación del entorno, dotando a la zona de una indudable mejora ambiental y recuperando ese espacio para la ciudad.

Obtenido el suelo necesario y puesto a disposición del Gobierno para la ejecución de este proyecto, las obras de prolongación del Paseo Marítimo y de recuperación ambiental, iniciadas en julio de 2018, se encuentran paralizadas desde diciembre de 2018, fecha en la que la empresa adjudicataria abandonó los trabajos, adjudicados con un presupuesto de 1,5 millones de euros, importe que el Ayuntamiento ha sufragado en su mayor parte (un millón de euros de aportación).

Mociones rechazadas por el PSOE

En noviembre de 2019, el Pleno de la Corporación municipal aprobaba, con la abstención del grupo municipal socialista y de Podemos, una moción presentada por el Grupo Municipal Popular en la que se instaba a “resolver” el contrato y retomar las obras con carácter inmediato y a “proceder” al encargo y ejecución de las mismas a la empresa pública Tragsa, compromiso que incluyera un calendario de actuaciones pendientes de forma que su ejecución fuera una realidad cuanto antes.

Casi un año después, en septiembre de 2020, el Pleno de la Corporación aprobaba otra moción, en este caso a propuesta de Ciudadanos, nuevamente votada en contra por el grupo municipal socialista, requiriendo al Gobierno de Pedro Sánchez la conclusión “urgente” de estas obras. Aseguraba entonces el PSOE, en boca de su concejal Pedro Díaz, que las obras se retomarían durante el último trimestre de 2020, “fecha que de nuevo se ha incumplido” y que Martìnez Labella reconoce como “un engaño más por parte del PSOE y del Gobierno de España”

Audio: