Almería Bandera verde Ecovidrio

Margarita Cobos recoge la Bandera Verde de Ecovidrio que reconoce el esfuerzo de la ciudad por el reciclaje

Almería y Mojácar han sido los únicos municipios andaluces en obtener este premio, cuya entrega se ha escenificado hoy en Madrid

La concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, ha recogido esta mañana la Bandera Verde de Ecovidrio que reconoce el esfuerzo de la ciudad por el reciclaje, en un acto celebrado en Impact Hub Gobernador, en Madrid, bajo la presidencia del secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán.

Cobos recogía el galardón que premia el esfuerzo de ciudadanos y establecimientos hosteleros y el activismo del municipio por el reciclaje de vidrio y lo hacía “con el orgullo que supone saber que representas a una ciudad y a unos hosteleros comprometidos e implicados con el reciclaje y, por tanto, con la economía circular y la lucha contra el cambio climático”.

En total, han participado en el reto #MovimientosBanderasVerdes 125 municipios del litoral nacional para ocho Banderas Verdes, dos de ellas destinadas a Andalucía, que han sido conseguidas por Almería y Mojácar. En concreto, en la capital, se han recogido 440.610 kilogramos de vidrio durante esta campaña de verano, un 37 por ciento más que en 2020 y, gracias al reciclaje de envases de vidrio, durante los meses veraniegos los municipios de Andalucía participantes han conseguido evitar la emisión de más de 4.630 toneladas de CO2 al medio ambiente, o lo que es lo mismo, el equivalente a retirar de la circulación durante un año más de 2.160 vehículos.

Compromiso con el reciclaje

Recordar que, durante 2020, los almerienses reciclaron hasta 1.976 toneladas de residuos de envases de vidrio, lo que supone casi 10 kilos por habitante (9,8 kilos) y, a día de hoy, son más de 530 los contenedores-iglú que en Almería hay repartidos por toda la ciudad. Es decir, que hay un contenedor para el vidrio por cada 379 habitantes.

La Bandera Verde premia el compromiso con el reciclaje y la sostenibilidad, con criterios como el aumento del volumen de recogida selectiva respecto al año anterior, el porcentaje de hostelería local participante y el compromiso adquirido por los consistorios locales para fomentar la campaña entre la hostelería y darle difusión en la calle.