Margarita Cobos Ayuntamiento Almería

Margarita Cobos: “No vamos a contribuir a que se sequen los Pozos de Bernal y sí a invertir y garantizar que Almería tenga agua en el futuro”

La concejala de Sostenibilidad Ambiental defiende la modificación de las ordenanzas de agua y alcantarillado, hoy aprobada inicialmente, “sin repercusión para el bolsillo de los almerienses”

La concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, ha defendido hoy la “política medioambiental” del Equipo de Gobierno y la mejora “en términos de sostenibilidad” que supone la aprobación inicial de la modificación de las ordenanzas reguladoras de la prestación Patrimonial de Carácter Público no Tributario por suministro de agua potable y alcantarillado, que conlleva la decisión de aumentar la producción de agua desalada para consumo y la puesta en marcha de tres bastidores adicionales de la planta desaladora de Almería, que se suman a los dos ya en funcionamiento.

Una decisión que, ha insistido, se fundamenta en razones de índole “medioambiental, legislativa, sanitaria y económica”, con el objetivo de preservar de su sobreexplotación los Pozos de Bernal del acuífero del Poniente y que, ha asegurado, “no repercutirá en el bolsillo de los almerienses”. Contestaba así a las críticas de la oposición respecto del incremento, del 19,68 y valorado en 4,2 millones de euros, en los costes de estos servicios que “asumirá íntegramente el Ayuntamiento”, ha asegurado, “para no repercutirlos en el recibo”.

“Los almerienses saben que los Pozos están sobreexplotados y con riesgo de secarse. Necesitan descansar y debemos cumplir con la responsabilidad y el deber que una decisión así conlleva”, ha defendido Cobos que, en el caso del Ayuntamiento, significa “intercambiar el uso de las fuentes de agua, de tal forma que el consumo de agua procedente de la desaladora alcance el 80%, frente al 30% que hoy se utiliza”.

“El Ayuntamiento no va a contribuir a que los Pozos de Bernal se sequen. Tampoco renunciaremos al agua de esos pozos”, ha insistido Cobos, recordando que la decisión de “preservar” la supervivencia de los pozos y “redoblar” el uso de la desaladora, con la puesta en marcha de tres bastidores, poniendo así en funcionamiento cinco de los siete con los que cuenta, responde a la “responsabilidad política y ambiental con la que se debe afrontar el futuro del agua en esta ciudad”.

La edil popular ha explicado que la adecuación de los costes del servicio municipal de abastecimiento y distribución de agua potable y saneamiento supone además una actualización “obligada” de las condiciones del contrato con la concesionaria del servicio, Aqualia, insistiendo en que ese sobrecoste “no va a recaer en el bolsillo del ciudadano. Aquí estamos para resolver los problemas y no para trasladárselos a nadie”, redundando en que “el problema será si no garantizamos el uso de los pozos a futuro”.
La Junta como aliada

Respecto a esta decisión, ha aludido también Cobos al “compromiso” de inversión de la Junta de Andalucía en infraestructuras hidráulicas, con más de 25 millones de euros comprometidos, vía convenio, para la ejecución de obras que permitirán, entre otras inversiones, la nueva conexión entre los depósitos de La Pipa y San Cristóbal. “Sin la ayuda y el refuerzo que ahora sí ha dado la Junta nunca hubiéramos podido dar el paso que vamos a dar, conectando todas las infraestructuras hidráulicas de nuestra ciudad, nuestros principales depósitos y garantizando que los 12,5 hectómetros de agua desalada y el aporte que pueda seguir llegando de los Pozos de Bernal, reducidos a una extracción de 3,5 hectómetros, puedan mezclarse y llegar por igual a todos los barrios de la ciudad”.

“Sin agua no vivimos y si no apuntalamos este recurso, también invirtiendo en infraestructuras, será difícil mejorar las condiciones del Ciclo del Agua”, ha argumentado también la edil respecto de la inversión que “ahora sí va a llegar de la mano de la Junta de Andalucía, aportando en la mejora de un recurso esencial para Almería y su Provincia, como es el agua”.

Tras recordar que el recibo de agua y alcantarillado van “unidos”, Cobos ha asegurado que “Almería seguirá por debajo de la media de España y manteniendo la segunda tarifa de agua más económica de Andalucía, la primera si no contamos la extracción de agua desalada”, reiterando el compromiso municipal para mantener una política que contribuya a reducir el impacto ambiental que puede suponer la sobreexplotación de los Pozos de Bernal.

La concejal de Sostenibilidad Ambiental ha querido tranquilizar, frente a los discursos catastrofistas de la oposición, sobre la calidad del agua que consume la ciudad y de su procedencia, como así se recoge en los obligados análisis y control que de esta se realizan. Del mismo modo, ha destacado que la extracción de agua desalada “beneficie medioambientalmente”, como ha demostrado un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Almería y el Servicio Geológico de Israel. “El estudio, basado en las extracciones de agua salina por parte de la Planta Desaladora de Almería en el Delta del Andarax, evidencia una mejora en la calidad del agua de los acuíferos aguas arriba, así como un beneficio contra la intrusión marina”, ha explicado.