Certamen indumentaria tradicional Almería

Las tradiciones desfilan en #AlmeríaenFeria con el VI Certamen de Indumentaria

Almerienses y turistas conocen la vestimenta de los antepasados y disfrutan con el folclore del grupo Alcazaba y la Cuadrilla de Ánimas de Chirivel

Ha sido una auténtica clase práctica. Dos chicos han ido vistiéndose, delante del público, con la ropa que los almerienses llevaban en los siglos XVIII y XIX, mientras que los más veteranos explicaban el nombre y características de cada pieza. De esta manera ha comenzado el VI Certamen de Indumentaria Tradicional, que ha llenado la Feria del Mediodía con el atuendo tradicional de la ciudad, y el objetivo de dar a conocer el vestuario que identifica a la ciudad.

La iniciativa nace de Acción por Almería, cuyo nuevo presidente, Germán Fernández, afirma que “queremos poner en valor la etnografía y folclore almeriense, que no se conoce, y que poco a poco se vaya extendiendo el uso del traje tradicional almeriense en la Feria de la ciudad”. Por eso, más de 40 personas ataviadas con la ropa de antaño han desfilado por el escenario, a la vez que se ha podido disfrutar con la música del grupo de folclore Alcazaba y la Cuadrilla de Ánimas de Chirivel.

El traje tradicional de Almería estaba compuesto, en el caso de las mujeres, por unas esparteñas, medias, pololos y la enagua como prenda interior, junto a la faltriquera, una pequeña bolsa donde guardaban el dinero. La falda variaba dependiendo el tejido con el que se haya confeccionado: Si es de lana, se denomina refajo, la más popular. Si es de algodón, zagalejo. Y si es de seda, guardapiés. Encima, el mandil. En la parte superior del cuerpo, camisa bordada, jubón (que es la prenda que ciñe la figura), mantón y pañuelo en la cabeza. Es el traje popularmente denominado ‘Refajona’.

Por su parte, los hombres vestían con unos característicos pantalones cortos denominados ‘Zaragüel’, confeccionados con un tejido ligero y fresco, como el algodón, lino o lienzo, al que acompañaban con medias, esparteñas, faja, camisa, chaleco, pañuelo y sombrero ancho en la cabeza.

La actividad ha estado arropada institucionalmente por el Ayuntamiento, a través de los concejales Ana Martínez Labella, responsable de Urbanismo e Infraestructuras, y tercer teniente de alcalde, y Sacramento Sánchez, concejala de Servicios Municipales, así como el diputado provincial de Cultura y Cine, Manuel Guzmán. Ana Martínez Labella ha manifestado que “queremos poner en valor nuestras tradiciones, y una de ellas es el traje tradicional. Por eso, se organiza este certamen que cada año tiene más aceptación”. Ha sido una oportunidad única para conocer la etnografía de la ciudad, en un acto donde no faltó la música y baile del Fandanguillo de Almería.