Almería Plan Playas SemanaSanta

Las playas de Almería cuentan desde mañana con un servicio de socorrismo compuesto por 18 personas durante la Semana Santa

Hasta el 4 de abril habrá 15 socorristas, un coordinador, un patrón de embarcación y un diplomado en Enfermería. Se refuerza también la vigilancia y la limpieza

Esta Semana Santa no podremos salir de la provincia, pero, a diferencia del año pasado, sí podremos disfrutar de todo lo que ofrece nuestra tierra: su gastronomía, sus paisajes y, por supuesto, sus playas, todo ello con la máxima responsabilidad y respetando la normativa vigente para luchar contra el coronavirus.

Ante la previsión de un aumento de los usuarios en las playas del litoral de la capital, el Área de Promoción de la Ciudad pone en marcha desde mañana sábado, 27 de marzo, un servicio activo de socorrismo en Semana Santa, compuesto por 18 personas, que se reparten entre el coordinador, patrón de embarcación, 15 socorristas y un diplomado en Enfermería.

Este servicio se extenderá hasta el 4 de abril, Domingo de Resurrección, estando activos a diario desde las 12.00 y hasta las 19.00 horas. Entre los recursos previstos cuentan con dos vehículos todoterreno, una embarcación y todo el material necesario para prestar los primeros auxilios en caso necesario.

Vigilancia y limpieza

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, afirma que “ésta es una Semana Santa especial, en la que no se podrá salir de la provincia, por lo que prevemos que la asistencia a las playas y paseos marítimos aumente, así que, además de su puesta a punto, hemos previsto un servicio de socorristas que vele por la seguridad de los bañistas y también habrá una vigilancia especial de la policía para evitar aglomeraciones e incumplimientos de la normativa antiCOVID, así como un refuerzo del servicio de limpieza en playas y paseos marítimos”.

El servicio de socorristas de Semana Santa se enmarca dentro del Plan de Playas 2021, que, como el año pasado, se amoldará a la incidencia del COVID y cuya batería de acciones se desarrollan principalmente durante el verano. En esta línea, las playas de la capital tendrán un límite de ocupación y una separación obligatoria, como en 2020, siguiendo el Plan de Contingencia de Playas elaborado al efecto.