Almería urbanismo Calle Picos

Las obras de remodelación integral de la calle Los Picos se iniciarán en febrero con una inversión de 200.000 euros

La concejala de Urbanismo, Ana Martínez Labella, mantiene una reunión con vecinos y comerciantes para perfilar su inicio, trasladando el compromiso de mantenerles “permanentemente” informados del desarrollo de los trabajos

La concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, ha anunciado hoy el inicio, en el mes de febrero, de las obras de renovación de la calle Los Picos, dando así continuidad a los trabajos ya ejecutados sobre la calle Artés de Arcos y su entorno. Así lo ha adelantado en la reunión que, de forma telemática, ha celebrado junto a representantes de comunidades de vecinos y comerciantes de la zona afectada por esta actuación, técnicos municipales, dirección de obra y empresa adjudicataria para “consensuar” el inicio de dichos trabajos que, como ya se había acordado entre todas las partes, arrancarían pasadas las fechas navideñas.

Con una inversión de 203.094,86 euros, el objetivo de los trabajos es cambiar por completo la fisonomía de la calle, ampliando el ámbito de circulación peatonal como parte de un entorno eminentemente comercial y residencial. La remodelación, que afecta a una superficie total de 1.616,24 metros cuadrados y que comprende la calle Los Picos, desde su conexión con Artés de Arcos hasta la Avenida Federico García Lorca, incluye la renovación de las redes de infraestructuras (saneamiento, pluviales, abastecimiento y alumbrado), así como la urbanización, manteniendo la línea y diseño, constructiva y en cuanto a materiales, que se ha seguido en Artés de Arcos.

En esta reunión junto a residentes y comerciantes, Martínez Labella ha insistido en la importancia de mantener una comunicación “constante y fluida” entre Ayuntamiento, empresa adjudicataria, vecinos y comerciantes, “que de forma particular van a verse afectados por el desarrollo de unos trabajos que “vamos a tratar de acortar respecto de su plazo de ejecución de seis meses”, ha comprometido, emplazando a todas las partes a “un seguimiento permanente del desarrollo de las obras”.

En este sentido, ha ofrecido toda la colaboración, tanto por parte de la empresa como por parte del Ayuntamiento, a través de los técnicos municipales y la propia dirección de obra, al objeto de “minimizar” las molestias que, como en toda obra, acompañan su desarrollo, en este caso además provocadas por la ejecución de obras de infraestructura “que además son necesarias”, ha explicado.

De forma particular con vecinos y comerciantes afectados por la ejecución de esta obra se ha abordado la situación de la zona de carga y descarga, así como la servidumbre y entrada a los diferentes garajes existentes en esta vía, además de facilitar los accesos peatonales a un conjunto de edificios “que cuenta con alta densidad de residentes”, ha recordado.