Almería Contra Violencia Género

Las instituciones almerienses se unen en una acción coordinada contra la violencia de género

Alianza “para poner el marcador de víctimas a cero” entre la UAL, la Subdelegación del Gobierno, la Junta de Andalucía, la Diputación, el Ayuntamiento de Almería y el Hospital Universitario Torrecárdenas
Todas las instituciones que trabajan contra la violencia de género han dado un paso al frente decidido y al unísono por el bien general. Lo han realizado con el campus de la Universidad de Almería como escenario, en un ‘día clave’ para lograr, por fin, “poner el marcador de las víctimas a cero”. Ha sido el deseo expresado por el rector, Carmelo Rodríguez, quien ha dirigido el acto en el que se ha escenificado lo que ha definido como “compromiso unánime”, presentando un proyecto que, “muy lejos de buscar protagonismos divididos, pone de relieve la implicación en bloque de las instituciones almerienses”. En ese sentido, a esta iniciativa, impulsada desde la Unidad de Igualdad del Vicerrectorado de Estudiantes, Igualdad e Inclusión de la Universidad de Almería, se han sumado la Subdelegación del Gobierno, la Junta de Andalucía, la Diputación, el Ayuntamiento de Almería y el Hospital Universitario Torrecárdenas.

Tras una primera toma de contacto el pasado mes de mayo, en la que se valoró esta necesidad de diseñar acciones conjuntas para aunar todos los esfuerzos en materia de violencia, así como racionalizar y optimizar los recursos disponibles en la provincia, se ha hecho realidad su ‘entrada en acción’. No en vano, este acto del 20 de octubre ha servido para presentar a la sociedad el fruto del acuerdo, denominándose el marco general ‘Almería unida contra la Violencia de Género’. Las actividades se van a llevar a cabo durante todo el mes de noviembre, con el horizonte en el día 25, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. El rector ha utilizado la palabra “alianza”, centrando el objetivo final en “multiplicar el impacto en esta lucha en la que todos debemos ser activistas y en la que, necesariamente, todos debemos ir de la mano”. Ha sido muy gráfico al llamarla “una pandemia silenciosa”, frente a la que “sigue habiendo mucho por hacer y sigue siendo necesaria la labor intensa de sensibilización”.

Carmelo Rodríguez ha insistido en la relevancia de que «hoy damos un paso más allá”, textualmente, “para tratar de amplificar el alcance de todas las actuaciones que se vienen impulsando desde cada una de las entidades”. Sobre la programación, a la que se dará inicio el día 2 de noviembre, ha explicado que se compone de “gran variedad de propuestas, algunas de gran simbolismo, y para toda la ciudadanía”. Desde la UAL se ha hecho “especial hincapié en ofertar formación multidisciplinar y específica para estudiantes y profesionales vinculados a los procesos derivados de la violencia de género, con ponentes y expertos de primer nivel y temáticas que, por la naturaleza de este fenómeno, se abordarán desde la transversalidad”. Habrá una Mesa de Intervención Local, instalada en el campus el día 19 y que “dará a conocer la red de servicios y recursos de las diferentes instituciones de la provincia para prestar apoyo y cobertura”. Ha destacado que “todas las administraciones han aportado mucho en el diseño” y ha recordado, respecto a la Universidad de Almería, que su compromiso está implantado con naturalidad en el día a día del campus.

El subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente, ha tomado la palabra para expresar su satisfacción por esta iniciativa: “Yo creo que tenemos que felicitarnos, ha tenido una larga gestación y era una aspiración de todas las instituciones que luchábamos en la misma dirección, con los mismos objetivos”. Ahora “se ha conseguido confluir en una actividad conjunta, trasladar una imagen de unidad”, algo determinante para lograr “el objetivo de terminar con la lacra de la violencia hacia la mujer”. Ha insistido en la gran relevancia de la iniciativa presentada, que “ayuda a construir una nueva sociedad sin violencia de género”. Ha querido dar relevancia al hecho de que “se haga en esta universidad, siendo conocedor de la implicación, desde hace ya mucho tiempo, de este equipo de gobierno de la UAL desarrollando políticas que propician la igualdad, convirtiéndose en una universidad de referencia en esta materia”. De la Fuente ha insistido en “el papel de liderazgo de la UAL”, comparándola con “una caja de resonancia en el desarrollo de valores” por contener la mayor concentración de población juvenil durante el curso académico. Ha pedido que no se baje la guardia ante los “signos de involución que se observan” y ha lamentado que “se ve a diario que hay mucho camino por recorrer”, marcándose este día el inicio de uno de éxito entre todas las instituciones.

Apoyo municipal

Por su parte, Paola Láynez, concejala de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Almería, ha señalado que “es muy positivo que las instituciones, independientemente de los colores políticos, estemos juntas con el fin de conocer y coordinar acciones que nos acerquen a poner fin a esta lacra social, aunando esfuerzos y optimizando recursos”. A eso ha unido su convencimiento de que “este es el camino para seguir avanzando hacia la igualdad real”, considerando que formar parte del proyecto ‘Almería Unida contra la violencia de género’ “es una labor de responsabilidad, y con este espíritu hemos organizado las actividades para que el mensaje contra la violencia de género cale en nuestra ciudad, especialmente entre los más jóvenes, porque en la educación está gran parte de la solución”.

Carmen Belén López, diputada delegada de Igualdad y Familia de la Diputación de Almería, ha mostrado el compromiso de esta institución con la lucha contra la violencia de género, “prestando una atención general y con acciones directas de prevención”. Ha manifestado que, «como siempre remarca el presidente Javier A. García, estamos al lado del tejido asociativo almeriense”. En este caso, “contra esta lacra tenemos que permanecer unidos y, juntos, potenciar la igualdad de género, con el objetivo de que las generaciones futuras cuenten con los mismos derechos y oportunidades”. Ha finalizado con el mensaje de que desde la Diputación se seguirá “trabajando conjuntamente con las instituciones para erradicar la violencia de género y buscar la igualdad real entre hombres y mujeres”.

La asesora de programa del Instituto Andaluz de la Mujer en Almería, María Montagut, ha considerado “muy importante que las administraciones y las instituciones trabajemos de manera conjunta y coordinada para poner fin a las violencias machistas”. Ha destacado que “la violencia de género es muy real”, facilitando el dato de que “en Almería, en los primeros seis meses del año hemos dado respuesta a un total de 2.682 consultas sobre violencia de género, casi un 25% más que en el mismo periodo del pasado año, a través de nuestra red de Centros Municipales de Información a la Mujer y del teléfono 900 200 999”, textualmente. Ha matizado al respecto que se trata de “un dato que indica que debemos insistir en la sensibilización a través de campañas como la que este año de nuevo lanzaremos desde el gobierno andaluz y de la prevención desde edades muy tempranas, con acciones coeducativas dirigidas a nuestro alumnado, tanto chicas como chicos”, ha dicho, “y, por supuesto, con el refuerzo y la mejora de la atención a las víctimas de violencia de género, para que dejen atrás este infierno y se conviertan en mujeres supervivientes”.

Respecto al Hospital Universitario de Torrecárdenas, Miguel Ángel Mingorance, el presidente de su Comisión contra la Violencia de Género y, a su vez, subdirector de Enfermería, ha recordado que el suyo “es uno de los dos hospitales públicos andaluces de Nivel I acreditado como ‘Centro comprometido contra la violencia de género’, reconocimiento que concede la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía ACSA, de la Consejería de Salud y Familias”. Este distintivo es “muestra del compromiso del Hospital y de la labor de nuestros profesionales en la lucha contra esta lacra social”, de modo textual, que “permite que la sociedad almeriense, y las mujeres de manera específica, nos identifiquen como un entorno seguro y especializado en este tipo de violencia”. Ha puesto en valor que cuentan con “profesionales formados y sensibilizados ante este problema de salud” y que la unión entre instituciones “supone un gran salto cuantitativo y fomenta aún más los lazos y protocolos de actuación conjunta”. El objetivo es “satisfacer las necesidades integrales y expectativas de los ciudadanos, en este caso de las mujeres que sufren o han sufrido maltrato, sus hijos y sus personas dependientes, mediante atención sanitaria equitativa, personalizada, eficiente, segura y orientada a la excelencia”.