Almería cultura The primitals

La tribu ‘The Primitals’ conquista el Teatro Apolo con la percusión vocal y el humor

Los cuatro aborígenes divierten con una comedia canalla cantada a capela de principio a fin, y aderezada con el clown y el teatro

Da gusto ver espectáculos que arriesgan para sorprender al público, sacarles de su confortable asiento y conectar desde el primer momento. Es lo que sucedió anoche con ‘The Primitals’, que lleva el sello de la creatividad de Yllana, y que se basa en las voces a capella y el beat box (percusión vocal). Este estilo se decora, como un lienzo, con el clown, el cabaret y el teatro, para regalar una comedia canalla, un espectáculo musical que hizo disfrutar al público que llenó anoche el Teatro Apolo.

‘The Primitals’ son Íñigo García, Pedro Herrero, Adri Soto y Manu Pilas, voces del grupo a capella ‘Primital Bros’, que se han aliado con Yllana Producciones para crear un espectáculo que engancha de principio a fin.

La puesta en escena muestra a cuatro aborígenes dispuestos a conquistar al público, con onomatopeyas que dan paso a la fusión rítmica de la percusión vocal, y de repente dan un giro y nos encontramos escuchando Bohemian Rhapsody de Queen o un aria de Pucchini. Porque por encima del maquillaje y demás adornos cómicos se encuentran cuatro profesionales que nos hacen disfrutar con el instrumento más antiguo y perfecto que existe como es la voz humana.

La música vocal la usan, a su vez, para interactuar con el público, convertido en la banda, que lo mismo acompaña con las palmas que resuena con chasquidos de los dedos. Pura musicalidad para el variado programa del ‘Otoño Cultural’ que organiza el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería.

Durante la hora y media de espectáculo, los aborígenes van de sorpresa en sorpresa, y viven una mutación desde la onomatopeya hasta el canto a capella, salpicado con algunas palabras en castellano, para enganchar con el público y crear algunas de las situaciones más divertidas.

El juego vocal se vive en el escenario, pero también al patio de butacas, que visitan en varias ocasiones, e incluso ‘invitan’ a una espectadora a subir para ser coronada como reina de la tribu.

Se trata de un espectáculo que rezuma creatividad, donde la calidad vocal y la imaginación artística se fusionan, para conectar con un entregado público. Brillante.