Ayuntamiento Almería limpieza intensiva

La media mensual de quejas por la limpieza registradas en la App Almería Ciudad disminuye un 85% en dos años

Margarita Cobos afirma que “de un promedio de 615 quejas al mes en 2019 se ha pasado a 94 en 2021” y lamenta que el Psoe utilice “de forma recurrente este servicio para hacer oposición mientras la realidad le desmiente día a día”

“La limpieza de la ciudad es una excusa que el Psoe utiliza de forma recurrente en su estrategia de oposición, una denuncia que la realidad se encarga de desmentir día a día a base de hechos”, afirma la concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, quien hoy ha hecho público el balance de los dos últimos años de la App Almería Ciudad en relación a este servicio municipal.

En este sentido, Cobos ha destacado que mientras en 2019 el promedio mensual de quejas era de 615, a fecha de hoy este número se ha reducido a 94, un descenso de casi el 85 por ciento, lo que, a su juicio, demuestra “que el servicio que se está prestando ha mejorado muchísimo, lo que no quiere decir que vayamos a caer en la autocomplacencia, al contrario, ello nos estimula para seguir trabajando con más ahínco aún”.

La edil anima a los almerienses a seguir utilizando esta herramienta “muy útil y muy efectiva porque nos permite conocer dónde están los puntos más conflictivos y resolver el problema en un máximo de 24 horas”,

Margarita Cobos recuerda al Partido socialista que el servicio “no sólo ha mejorando progresivamente tanto en maquinaria como en personal y en vigilancia de las prestaciones, sino que hemos puesto en marcha servicios novedosos, como la limpieza intensiva por barrios,” y le sorprende que la única propuesta del grupo socialista sea “perseguir y multar más a los ciudadanos”.

“Desde el Equipo de Gobierno” -añade- “preferimos, primero, realizar una labor pedagógica, con campañas de sensibilización, como las que llevamos a cabo periódicamente, para que el ciudadano perciba la ciudad como la prolongación de su casa y, por supuesto, que hay que sancionar al reincidente o al que esté vulnerando la ordenanza de forma flagrante, como, de hecho hacemos”.