Almería cultura teatro Hambre

La Líquida sacia el ‘Hambre’ de buen teatro en la primera cita del Programa Delicatessen para esta primavera

Con un leit motiv quijotesco y un alarde de facultades declamatorias, David García-Intriago en la interpretación y Santiago Vokram al violín hicieron un recorrido guiados por la figura de los cómicos de la legua

Contra el miedo, la injusticia y la ignorancia… lecturas, teatro y cultura. El Apolo respiró anoche esencia de teatro clásico y nómada con la obra ‘Hambre’, la primera de las tres citas del Programa Delicatessen que ha preparado el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería y Axioma Teatro para esta primavera. La representación corrió a cargo de la compañía malagueña La Líquida, con David García-Intriago como protagonista, escoltado por el violín de Santiago Vokram.

Un homenaje en toda regla al Renacimiento y al Siglo de Oro español, teniendo como leit motiv ‘El Quijote’ de Miguel de Cervantes, donde no faltó su rifirrafe con Lope de Vega, pero también con pequeños guiños extemporáneos como las alusiones a Miguel de Unamuno y, sobre todo, en las improvisaciones, otro de los puntos fuertes de la representación. Enérgica y casi desbocada por esa pasión por la escena y el público que se palpaba en el protagonista, tras casi un año sin poder actuar.

El hambre en sus distintas facetas, como motor del mundo, el hambre de vivencias, el hambre de amor, el hambre por ser mejores… fueron haciéndose carne, nunca mejor dicho, con el paso de texto que ofreció también bocados tan duros como el monólogo de la mujer de Sancho Panza y tan alocados como con la interpretación de la escena de Maritornes en el cuarto de don Quijote.

Entre bloque y bloque, el violín del músico mexicano ofreció varias piezas clásicas, como partes de las Cuatro Estaciones de Vivaldi, pero también mostró una querencia acusado por el rock y el heavy metal, con adaptaciones de Iron Maiden, Metallica o Nirvana. No es de extrañar teniendo en cuenta que actualmente Sergio Vokram forma parte la banda Runa Llena, grupo nacido de la marcha de los dos guitarristas de la formación clásica de Mägo de Oz.

Como mensaje final, como un Eolo que sopla con pulmones henchidos a las velas para ir más rápido, el protagonista en un crescendo de entrega y reconocimiento a esos cómicos de la legua que iban de pueblo en pueblo con sus representaciones, trasladó en grito el mensaje esperanzador “no sois molinos, sois gigantes”, casi uno a uno a todos los asistentes, que agotaron el aforo permitido. Y que viva el teatro.
Sobre la compañía

Con un estilo propio y arrollador, David García-Intriago funda La Líquida en 2013 para dar forma a proyectos muy personales caracterizados por un meticuloso proceso de investigación escénica, interpretativa y textual. Basada en la maravillosa capacidad de adaptación y transformación que desde siempre han tenido los cómicos frente a su oficio, el trabajo de La Líquida se caracteriza por la creación de espectáculos contemporáneos cargados de humor en íntima relación con el público. Puestas en escena puras, íntimas, emocionantes y de gran belleza plástica y poética son los puntos de partida de La Líquida.