Cultura Familia Adams Almería

‘La Familia Addams’ se muda al Auditorio con un espectacular musical lleno de sorpresas

El público se lo pasa genial con la música, canciones, coreografías y el humor que derrochan estos terroríficos y simpáticos personajes

Con los ojos bien abiertos hay que acudir a ‘La Familia Addams’ para no perderse detalle de este musical que incluye baile, canciones, música, humor y hasta acrobacias. Un completo espectáculo que anoche se estrenó en el Auditorio Maestro Padilla, casa que han ‘alquilado’ estos personajes tan especiales para vivir y hacer disfrutar hasta el domingo a los almerienses.

Los actores interpretan de forma muy brillante cada uno de los personajes, dándoles su toque personal y sorprendiendo con las caracterizaciones. Por ejemplo, detrás de Morticia se encuentra Carmen Conesa, en una magistral caracterización. Lo mismo se puede decir de Gómez, que interpreta Xavi Mira, o Miércoles, véase la actriz Lydia Fairén, que a pesar de su juventud, ya tiene un amplio recorrido en los escenarios del teatro musical.

‘La Familia Addams’ cuenta con los mismos personajes, pero diferente historia. Miércoles se ha hecho mayor y se ha enamorado. La cena entre la peculiar la familia de la novia y los padres normales del novio es un cóctel explosivo y muy divertido que hace las delicias del público. La nueva producción viene con el sello de LetsGo, que siempre sorprende por una excelente escenografía e incorpora alguna acrobacia. En el Auditorio Maestro Padilla se puede disfrutar de un elenco de 28 artistas (cantantes, actores, bailarines, acróbatas y músicos) que trasladan a las tablas del teatro los personajes creados por el ilustrador Charles Addams. Los actores protagonistas son Carmen Conesa (Morticia), Xavi Mira (Gómez), Lydia Fairén (Miércoles), Frank Capdet (Tío Fétido), Alejandro Mesa (Pugsley), Meritxell Duró (Abuela) y Javier Canales (Lurch).

El musical, que forma parte de la programación de la ‘Primavera Cultural’ puesta en marcha por el Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería, comenzó anoche, sigue hoy, viernes, y continuará mañana, sábado, en horario de las 18.00 y 21.30 horas, y el domingo, 28 de abril, a las 16.30 horas. Las entradas se pueden adquirir en la taquilla municipal del Teatro Apolo, la web www.almeriacultura.es y en la web del espectáculo www.lafamiliaaddams.com.

La espectacular escenografía, las cuidadas canciones, las brillantes coreografías y las excelentes interpretaciones dibujan un musical redondo, muy recomendable para pasar un fin de semana divertido.

Sinopsis

En el enloquecedor y fascinante mundo al revés de la Familia Addams, estar triste es ser feliz, lo insensato es lo sensato, sentir dolor es sentir alegría, lo imprudente es lo prudente y la muerte y el sufrimiento son la materia de lo que están hechos los sueños. No obstante, a pesar de vivir en ese conseguido y refinado equilibrio, esta peculiar familia todavía tiene que lidiar con una de las pesadillas más espeluznantes con la que se enfrentan todos los progenitores de este planeta; los niños Addams se hacen mayores. Durante cientos de años, Gómez y Morticia, el patriarca y la matriarca del clan, han vivido por y para preservar los auténticos valores Addams, tan especiales como únicos, y desean seguir viviendo en esa armonía por los siglos de los siglos. Pero algo inesperado va a acontecer: Su oscura, macabra, tenebrosa y querida hija, Miércoles, que ya es una preciosa joven de dieciocho años de edad, está lista para emanciparse. Se ha enamorado de Lucas Beineke, un chico dulce, cariñoso, respetuoso e inteligente de una familia “normal” y respetable de Ohio.

¿Será este joven, el más indicado para convertirse en un miembro más de los Addams? Nadie ésta muy de acuerdo con esta pareja y, para empeorar las cosas, Miércoles ha invitado a cenar a los “Beinekes”. En una nefasta, fatídica e hilarante noche en casa de los Addams, los más ocultos secretos se van a revelar, las relaciones, amoríos y amistades serán examinadas, y la familia Addams al completo, ancestros incluidos, deberá hacer frente a la única terrible cosa que ha logrado evitar durante generaciones: el cambio.