Almería museos La Confluencia

La cultura de Almería comparte su arte en el Espacio 2 contra la violencia de género

El concejal de Promoción de la Ciudad, Carlos Sánchez, asiste a la lectura poética ‘Versos que abrazan’ y a la representación de teatro y danza ‘Nunca el silencio’

La cultura está comprometida con la sociedad y siempre responde. Por eso un año más, y a pesar de la pandemia del Covid, se ha celebrado hoy, domingo, la actividad ‘Versos que abrazan’, donde los poetas expresaron con sus palabras el rechazo a la violencia contra la mujer, que las Naciones Unidas recuerda cada 25 de noviembre. En esta edición ha continuado con una representación de teatro y danza a cargo de La Confluencia, que a través del espectáculo ‘Nunca el silencio’ ha escenificado un caso extremo de violencia machista, que llevó a la muerte de la actriz almeriense Concha Robles en el Teatro Cervantes en 1922.

De esta manera, la poesía, la danza, la música flamenca y el audiovisual han entrelazado su arte para decir basta a la violencia de género. Un proyecto coordinado por Juan Manuel Martín y Elena Moreno, y producido por el Ayuntamiento de Almería y la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, con la colaboración de Diputación Provincial.

El concejal de Promoción de la Ciudad, Carlos Sánchez, ha asistido a la actividad celebrada hoy, domingo, en el Espacio 2 del Museo de Arte de Almería, afirmando que “la violencia de género es una lacra que tenemos que sacar de la sociedad entre todos, y hoy desde la belleza del arte se ha expresado el rechazo a la monstruosidad del maltrato, y muestrado el apoyo a las mujeres que han sufrido violencia. Y es que el arte, además de estético, tiene un componente social que hoy se vuelve a expresar con esta acción de concienciación y denuncia”.

Por su parte, Juan Manuel Moreno ha manifestado que “combatamos la violencia con cultura. O al menos intentémoslo, no quedemos impasibles. Alcen los poetas su voz, dejen los artistas volar su imaginación y entre todos rompamos una lanza a favor de la igualdad. Pongamos de manifiesto nuestra solidaridad con las víctimas y dejemos sentir nuestra denuncia. Porque las mujeres y niños que son, han sido o serán víctimas de la barbarie machista no son sólo una estadística más, son un recuerdo permanente de la cuenta que con ellos tenemos pendiente como sociedad. Una razón por la que seguir lanzado versos al aire”.

Como consecuencia de las limitaciones por el Covid y el actual estado de alarma, sólo han participado en el acto leyendo poemas los escritores Paco Luis García Cuenca, Mar de los Ríos y María Ángeles Lonardi. Pero la lista de poetas que forman parte del libro-antología está compuesta por Ana Tapia, Baldomero Ortiz Hernández, Berta Maldonado, Candela Tuck, Carmen López García, Estrella Morente, Felipe Sérvulo, Flavia Falquez, Francisco Domene, Ginés Reche, Isabel

María Cortés, Itzíar Mínguez Arnáiz, Ivonne Sánchez Barea, Jessica García, Juan Javier Ortigosa Cano, Juanjo González, Julián Borao, Karmen Romero, Lidia Prado, Lorena Avelar, Mar de los Ríos, María Angeles Lonardi, Miguel Lorente, Nita Sáenz Higueras, Paco Luis García Cuenca, Pedro Enríquez, Pilar Bueno, Ramón Crespo, Rocío Juárez, Rosa Piedra Hermosilla, Rosa Raya Carrasco, Sonia Morente, Trinidad Gan, Tuco Nogales.

En la segunda parte el colectivo La Confluencia ha representado ‘Nunca el silencio’, en la que, como es su sello de identidad, ha unido varias artes para representar la vida de Concha Robles, la actriz almeriense que sufrió violencia por parte de su marido, y, aún separados, acabó matándola en su asesinato perpetrado entre las bambalinas del Teatro Cervantes, en el año 1922, conmocionando a toda la ciudad.

La representación, apoyada en la fuerza de la danza y el flamenco, escenificó la representación de la protagonista ante su vida, llena de miedo y de esperanza, frente al espejo de su camerino. Un trabajo coral, en el que Leticia Valle ha diseñado la coreografía, e interpreta y baila a Concha Robles. Junto a ella, Ascensión Rodríguez, dramaturgia y dirección, Rocío Zamora y Gabriel Pérez, cante y guitarra en directo, Juan Manuel Cidrón, música, Chencho Nzo, sonido y regiduría, Daniel Ortega, vídeo y diseño gráfico, Audio Murgis, diseño de iluminación, y el texto es una adaptación de Mar de los Ríos.

Leticia Valle ha expresado con fuerza y sentimiento las vivencias de Concha Robles, en un viaje emocional que le llevó, por desgracia, a la muerte. Para representar esta angustia se ha acompañado de otros géneros escénicos, que se han ensamblado a la perfección, como es habitual en La Confluencia.