Almería Classijazz Big Band

La Clasijazz Big Band y Bernard Van Rossum emparejan jazz y flamenco en un intenso concierto en el Auditorio Maestro Padilla

La formación almeriense, dirigida por el músico alicantino, contó con el cante, la guitarra y la percusión de Sonia Miranda, Francis Hernández y Carlos Cortés

Lionel Hampton y Charles Mingus fueron los primeros artistas que conectaron dos mundos tan inabarcables como apasionantes. Flamenco y jazz, dos géneros que levantan pasiones y que nacen por igual de la fina técnica y virtuosismo como de la pasión arraigada y la improvisación, se volvieron a dar la mano ayer en el Auditorio Municipal Maestro Padilla con el concierto de la Clasijazz Big Band que, dirigida por Bernand Van Rossum, contó con la colaboración de Sonia Miranda al cante, Francis Hernández a la guitarra y Carlos Cortés a la percusión. Todo ello, en el marco de la programación de primavera del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería.

Habiendo trabajado con nombres tan ilustres y cercano también a ambos mundos como Carlos Benavent, Van Rossum dirigió un repertorio basado en composiciones y arreglos propios con un gusto sobrio y con poso, como en el arranque con ‘Del Río a la Mar’ o la bulería ‘La Gaviota’ que contó además con una inspiradísima Sonia Miranda al cante y la elegancia conocida de Francis Hernández a las seis cuerdas.

Fue un arranque de concierto tan excepcional que casi resultó algo a contrapié el cambio de tercio a la parte más eminentemente jazzística de la tarde, con las instrumentales ‘Tras La Tormenta’ o ‘Trampoline’. A caballo, una ‘Bulería Cromática’ en la que Van Rossum, fusionó en el desarrolló el compás terciario de la bulería con el de cuatro de los tangos.

Van Rossum, alicantino pero con apellido holandés por su padre, explicó que “todo esto forma parte de un proyecto que ideé en Holanda, ya que en el conservatorio hay muchísimos alumnos españoles. Ha sido un placer trabajar este repertorio con los excelentes músicos de Clasijazz”. Como en cualquier buen concierto de jazz que se precie, no faltaron los largos desarrollos y las improvisaciones, antes de despedirse con ‘El Gladiador Cobarde’, ‘Luz de Luna’ y un bis final que redondeó una tarde de calidad musical e interpretativa.

El elenco artístico estuvo formado por Bernard Van Rossum en la dirección. Trompetas: Pep Garau, Julián Sánchez, Bruno Calvo y David Galera. Trombones: Tomeu Garcias, Paco Soler, Rita Payés y José Diego Sarabia. Saxos: Víctor Jiménez, Mike Fletcher, Enrique Oliver, Dani Torres y Irene Reig. Piano: Daahoud Salim. Guitarra: Peter Connolly. Contrabajo: Bori Albero. Batería: José Carlos González.