Almería cultura discapacidad biblioteca

La Biblioteca Central José María Artero se suma al Día de la Discapacidad con un cuentacuentos para Asalsido

El concejal de Cultura, Diego Cruz, les ha dado la bienvenida y ha recordado la firme apuesta por hacer de la Biblioteca “un espacio para la cultura y para el ocio para todas las personas, sin distinción”

La Biblioteca Central José María Artero sigue dando pasos para convertirse en un referente de la plena inclusión del ocio y la cultura, tal y como se marcó desde su apertura y con la adquisición de nuevo equipamiento o la celebración de actividades como la desarrollada hoy en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Discapacidad. Un grupo de asociados de Asalsido Down Almería han asistido al cuentacuentos ‘La Sopa y El Cazo’, realizado por Escenalia Teatro, en el marco de la programación que realiza el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería.

El concejal responsable del Área, Diego Cruz, ha dado la bienvenida al grupo, a los que ha deseado “una Navidad lo más feliz posible y este año respetando las medidas para contener al coronavirus, como bien sabéis” y ha recordado que “este espacio está abierto a todos los almerienses, como centro de conocimiento y de ocio, para todas las edades y circunstancias, como las de la asociación Asalsido, en este caso, que hace una magnífica labor durante los doce meses del año. Nuestro trabajo desde el primer momento fue el de hacer una biblioteca accesible para todos porque la Cultura debe ser Universal, como también el ocio y las ganas de pasarlo bien”.

Sin ir más lejos, con el objetivo de seguir avanzando en hacer de la Biblioteca Central José María Artero un espacio cómodo, abierto, heterogéneo y accesible a todas las personas, el Área ha invertido en mobiliario específico, además de adquirir una ‘lupa televisión’, una lupa portátil y cinco atriles adaptados, que se suman a otras medidas como pantalla e impresora braille, que ya formaban parte de la biblioteca desde su apertura.

“Con ello, avanzamos en lograr una inclusión real y efectiva también con la dotación y adecuación de los espacios públicos a las personas con discapacidad, en este caso con una Biblioteca que es un ejemplo de inclusión y entorno normalizado”, ha concluido.