Almería cultura premio Almerijazz

Jorge Pardo recibe el premio ‘Georgia Jazz Club’ en una noche de jazz, flamenco e inagotable creatividad

El concejal de Cultura, Diego Cruz, le entregó el galardón a esta leyenda de la música en España, en la noche más emocionante de Almerijazz

Jorge Pardo recibió anoche, sábado, en el Teatro Apolo el Premio ‘Georgia Jazz Club’ en memoria de Serafín Cid, de manos del concejal de Cultura, Diego Cruz, dentro de la programación de ‘AlmeriJazz 2021’. Una emocionante ceremonia a la que el músico madrileño respondió con gratitud en forma de breves palabras pero con un discurso musical a la altura de la ocasión. Pocas palabras, pero un caudal de música con la que lo dijo todo. Entre otras cosas, dejó claro su compromiso con el jazz y con la música y su especial relación con Almería de tantísimos años. Por supuesto, también con el añorado Georgia.

En esta línea, el concejal de Cultura, Diego Cruz, dejó claro que “nos encontramos con una leyenda del jazz, uno de los mejores músicos, que tenemos la suerte de que tiene un vínculo emocional con nuestra tierra: ha trabajado con artistas de Almería, y su presencia es constante en el Festival de Jazz de Almería. Es un orgullo poder entregarle el premio”. Jorge Pardo ha sido la auténtica estrella de la actual edición de AlmeriJazz, el festival organizado por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería.

Brillante, inagotable e inspirado como siempre, Jorge Pardo ofreció un repertorio estrechamente vinculado con el documental ‘Trance’ basado en su carrera musical y su temperamento artístico, que es obra del cineasta almeriense Emilio Belmonte, el cual será proyectado el próximo 21 de noviembre en este mismo Teatro Apolo.
En el cénit de una larguísima y fructífera carrera, Jorge Pardo regaló un mosaico de temas dominado por su particular forma de engarzar flamenco y jazz. Probablemente, la más eficaz y brillante de esa historia de luces y sombras que han compartido esto dos universos musicales. Pero, también, abriendo otros cauces de creatividad que solo el talento puede generar.
Con la colaboración al bajo de Tino di Geraldo, Jorge Pardo llegó a este concierto acompañado de una banda de excelentes músicos, como es su costumbre. La exquisita seducción del vibráfono de Tom Risco, la guitarra precisa y profunda de Miguel Melón Jiménez o la batería de compás y filigrana de Domínguez. Y, en medio, la veneración de Jorge Pardo por la dimensión emocional de la melodía y por larguísimos recorridos en busca de la belleza. Excelentes solos entremezclados de ensembles inspiradas que acabaron por levantar al público de sus asientos, hasta el extremo que Jorge Pardo y su banda volvió a salir al escenario tras la conclusión del programa para regalar una pieza más, en la que dejó patente su búsqueda constante de nuevos espacios. Un interesante colofón para una secuencia de temas que viajaron desde las raíces flamencas hasta territorios clásicos y actuales del Jazz.
Esta fue el enésimo encuentro de Jorge Pardo con la afición jazzística Almería, que tanto le debe al Georgia y Serafín Cid. Una experiencia que sirvió para reafirmar el vínculo entre el músico y una tierra donde siempre pareció sentirse en casa. En aquellas noches inolvidables del Georgia, en la cercanía de la vieja sede de Clasijazz o acompañando a Chick Corea en aquel concierto en la Plaza de Toros agosto de 2019. Y, por supuesto, en las diferentes ediciones del Festival de Jazz, como este año en Almerijazz.