Israel Fernández Diego Morao

Israel Fernández y Diego del Morao llenarán el Teatro Apolo el próximo 22 de enero

El cantaor joven del momento y uno de los mejores guitarristas actuarán en Almería en el marco de la programación de invierno del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería

Israel Fernández es uno de los grandes jóvenes valores emergentes y de popularidad creciente, como demuestra su inclusión en la lista de valores emergentes de revistas norteamericanas, su nominación a los Latin Grammy o la devoción que sienten por él otros artistas tan dispares como Miguel Poveda, C Tangana o Pablo Alborán. Junto a Diego del Morao, otro de los guitarristas más reputados de la nueva generación firmó el disco ‘Amor’ y ambos artistas compartirán escenario en el Teatro Apolo de Almería el próximo 22 de enero, formando parte de la programación de invierno del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería.

Las entradas ya están a la venta con un altísimo alto ritmo que augura un próximo ‘entradas agotadas’. Tienen un precio de 22 euros y también se habilitarán próximamente otras de visibilidad reducida a menor precio y se pueden adquirir en www.crashmusic.es o www.enterticket.es.

Israel Fernandez nace en el seno de una familia gitana asentada en Corral de Almaguer, pero de orígenes andaluces. Es allí, en su entorno, donde empieza vivir el flamenco de una manera natural. Su madre y su abuela son las que prenden la llama de su interés profundo. Camarón fue su gran ídolo y referente, aunque también se ha dejado influir por otros como Manolo Caracol. Antonio Mairena, La Niña de Los Peines, Rafael Farina o Porrina de Badajoz entre otros.

Pronto se convierte un niño prodigio y empieza a frecuentar concursos televisivos, hasta que con 18 años graba su primer disco. A partir de entonces es cuando saca su verdadero “yo”, dejando a un lado las influencias externas de ser un niño.

Israel consigue rejuvenecer el cante antiguo para dotarlo de elementos nuevos y hacerlo llegar a la afición actual. Entre sus cualidades más destacables se encuentra la personalidad que impregna todo lo que toca. Ello aderezado con un extenso conocimiento, su afinación exacta, su compás exhaustivo, la dulzura de su voz y su sensibilidad innata hacen que la afición al flamenco deposite grandes expectativas en el joven cantaor.

En pocas palabras se podría definir a Israel como un cantaor que ha sabido recoger el testigo de los más grandes cantaores para dotarlo de su propia personalidad sin restarle calidad a aquellas obras de arte que legaron aquellos maestros.