Ayuntamiento Almería limpieza mascotas

Hoy lunes, 1 de julio, entra en vigor la modificación de la Ordenanza de Limpieza que obliga a limpiar los restos de orina de las mascotas en la calle

La concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, apela a la colaboración ciudadana para mantener limpia la ciudad

A partir de hoy lunes, 1 de julio, los dueños de mascotas están obligados a retirar los restos de orina de sus animales en la calle mediante el uso de agua con vinagre común, obligación que hasta ahora se limitaba solo a la recogida de excrementos evacuados por los animales de compañía en la vía pública.

Fue el pasado 1 de abril cuando el Pleno de la Corporación municipal adoptaba, en sesión extraordinaria, el acuerdo relativo a la aprobación inicial de la modificación de esta Ordenanza. De acuerdo con el procedimiento establecido, el expediente administrativo ha estado sometido a información pública y audiencia a los interesados, sin haberse producido reclamaciones y/o sugerencias alguna, por lo que se entiende definitivamente adoptado el acuerdo de aprobación, hasta entonces provisional, que se hizo definitivo tras su publicación el pasado 6 de junio en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Esta modificación tiene por objetivo minimizar el efecto de las micciones, particularmente de perros, en el entorno y mobiliario urbano, con el fin de evitar suciedad y los malos olores en las calles, ya que la presencia de heces de los perros abandonadas en la calle es, junto a las micciones de perros, uno de los principales problemas de limpieza e higiene y una de las principales quejas que denuncian los almerienses.

En este sentido, la concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, ha apelado a “la sensibilidad y colaboración ciudadana para mantener limpia la ciudad “y ha incidido en que el objetivo último no es sancionar, “por lo que vamos a dar un tiempo prudencial para que los propietarios de mascotas se vayan adaptando, aunque son cada vez más los que ya van con su botella con agua y vinagre y creo que es algo muy importante porque lo fundamental es adquirir conciencia de que todos formamos parte de la ciudad y a todos nos corresponde cuidarla”.

El texto de la Ordenanza que regula la limpieza y recogida de residuos establece tres tipos de sanciones en su régimen disciplinario: leves, graves y muy graves. Las primeras, entre las que se incluye actualmente la no recogida de los excrementos de las mascotas y ahora la limpieza de las micciones de los animales de compañía, conllevan una multa de entre 120 a 750 euros.

La propuesta que hoy entra en vigor modifica los artículos 7.2, apartado I) y 54, apartado 14, de la Ordenanza Municipal de Limpieza quedando de la siguiente manera:

Artículo 7.2. “I) No recoger inmediatamente los excrementos evacuados por los animales de compañía en la vía pública, siendo obligatorio utilizar agua con vinagre común al objeto de minimizar el impacto de las micciones de dichos animales en el entorno y mobiliario urbano.

Artículo 54. “14) No recoger inmediatamente los excrementos evacuados por los animales de compañía en la vía pública, siendo obligatorio utilizar agua con vinagre común al objeto de minimizar el impacto de las micciones de dichos animales en el entorno y mobiliario urbano.