Almería cultura Fuel Fandango

Fuel Fandango hace bailar en las sillas a sus entregados seguidores en el Recinto de Conciertos

Espectacular noche del ciclo Cooltural Go, en el programa del Área de Cultural del Ayuntamiento de Almería, que contó también con la cantante almeriense Laura Diepstraten

En tiempos prepandémicos el recinto de conciertos se habría convertido en una pista de baile. Anoche fue la cantante cordobesa Cristina Manjón, más conocida como Nita, la que bailó, y mucho, por todos encima del escenario, mientras sus entregados seguidores movían las manos y se contoneaba en las sillas. Son las nuevas coreografías que ha traído el Covid y que se visualiza más en conciertos como el de Fuel Fandango.

Modernidad en estado puro. Electrónica y flamenco, dos mundos que se fusionan en este dúo lleno de energía, donde Alejandro aporta las bases rítmicas y Nita su voz andaluza y el baile. Si Alejandro es el cerebro ciborg, rodeado de tecnología, Nita es el corazón humano, que a base de pulsaciones no para de moverse y animar a sus seguidores, mientras aporta su ‘quejío’ flamenco.

Fuel Fandango ha sabido fusionar lo mejor de la electrónica de la mano del productor Alejandro Acosta y el arte de la cantante NIta, y es un universo que encantó encima del escenario del recinto de conciertos del Almería, anoche dentro del ciclo Colltural Go, creado por Crash Music para el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería. Un cartel que comenzó con la almeriense Laura Diepstraten, cantante almeriense que ganó la Eurovisión para personas invidente, y que ofreció una actuación brillante.

Durante hora y media, el dúo ofreció un viaje musical por sus más de diez años de proyecto como Fuel Fandango, enlazando una amplia lista de temas y aprovechando para presentar su último trabajo, ‘Origen’. Una playlist con temazos como ‘Por la vereda’, ‘Not true’, ‘Huracán de flores’, ‘Estamos solos’, Medina’, ‘New life’, ‘La primavera’, ‘Despertaré’, ‘Interlude’, ‘La grieta’, ‘Balla’, ‘Always Searching Nature’, ‘Salvaje’, y en los bises ‘La llorona’ y ‘Mi danza’. Canciones en las que Nita le proporciona su estilo y hasta arte teatral, y logra enganchar, junto a Ale, con un público deseoso de que la pandemia se diluya y pueda ya bailar de pie.

Con una iluminación que se mueve al ritmo de la música y decorado el escenario con flores, Ale apareció con un elegante traje y Nita con una moderna recreación del traje de faralaes. Con Ale con los teclados, guitarra y bajo, y Nita con su voz, baile y arte, Fuel Fangando hicieron sentir al público el fuego salvaje de esa fusión tan especial entre la electrónica y el flamenco. Olé.