Almería Taller Caldos vendimia

Éxito de sabor y maridaje en la cata ‘Los Caldos de la Vendimia’, con Almería 2019 y Salitre

La actividad gratuita celebrada ayer en la sede de la capitalidad gastronómica agotó plazas y mostró una manera distinta de entender los vinos

En el amplio programa de actividades que se vienen desarrollando en la sede de la capitalidad gastronómica de Almería 2019 durante todo el año, el mes de septiembre está dedicado a lo relacionado con el vino, por ser época de vendimia. En esta línea de trabajo, en la tarde de ayer se cubrieron todas las plazas gratuitas de la cata de maridaje organizada por el Área de Promoción de la Ciudad del Ayuntamiento de Almería y Tu Chef Talleres que, bajo el título de ‘Los Caldos de la Vendimia’ fue coordinada por los profesionales de Salitre Bar de Vinos.

Tres vinos y tres propuestas culinarias. Con Javier Guerrero, Francisco Montes y David Calderón como ponentes, durante la sesión se ofrecieron tres caldos, uno blanco, un rosado y un tinto, con sus tres correspondientes tapas de elaboración.

En primer lugar se apostó por Callejuela, una manzanilla de Jerez, acompaña de ensalada de salmón marinado con alga, que ofrecía la conjunción de sabor a mar tan idónea para la manzanilla. La segunda propuesta fue un rosado de Los Aguilares, de la sierra de Málaga, que fue acompañado por una gyoza empanadilla al vapor de ternera, pero jugando al mar y montaña con un fondo de jibia y con cilantro, puerro y lima por encima.

La tercera de las copas fue un vino tinto almeriense, de la bodega Sierra Almagrera, de Cuevas del Almanzora, que se maridó con una carne de secreto de cerdo al horno de baja temperatura y una salsa dulzona, servido dentro de un pan bao. Además, como entrante, los asistentes pudieron degustar un espumoso de Barbadillo.

David Calderón explica que “en Salitre siempre apostamos por ofrecer vinos que salen de lo típico. Tenemos Rioja, Ribera, Rueda… pero si el cliente no nos lo pide de manera específica, preferimos poner vinos de otras regiones de España y también de Almería para, de alguna manera, mostrar que existen muchas otras denominaciones de origen y regiones donde se hace muy buen vino”.

Con ese espíritu de aprendizaje, la treintena de personas asistentes conocieron ‘otra realidad’ en el mundo de los caldos, además de degustar productos de primera calidad.