Cultura Almería Els Joglars

El teatro satírico de Els Joglars en ‘Señor Ruiseñor’ llega este jueves al Auditorio

Definida por la propia compañía como “una crítica en toda regla sobre el ‘procés’ que se vive en Cataluña”, forma parte de la programación de otoño del Área de Cultura

Sátira, ingenio, humor, frescura, arte, diversión, desparpajo, astucia… risas. Con estas palabras se presenta ‘Señor Ruiseñor’, la obra creada por Els Joglars para abordar y realizar “una crítica en toda regla sobre el ‘procés’ que se vive en Cataluña” y demostrar que el teatro sigue siendo una de las armas más poderosas para analizar de manera crítica la actualidad y la sociedad de nuestro tiempo. Una obra que estará este jueves, 28 de octubre, a las 20.30 horas, en el Auditorio Municipal Maestro Padilla, en el marco de la programación de otoño puesta en marcha por el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería.

Las entradas están ya a la venta tanto en la taquilla municipal situada en el Teatro Apolo y en la web del Área, www.almeriaculturaentradas.es, como también lo estarán en la tarde del jueves en la taquilla del propio Auditorio Municipal. Tienen un precio de 18 euros para el nivel A y de 15 euros para el nivel B.

La obra está dirigida por Ramón Fonserè, que también la protagoniza junto a Pilar Sáenz, Dolors Tuneu, Xevi Vilà, Juan Pablo Mazorra y Rubén Romero.

La sinopsis es la siguiente: Un jardinero de Parques y Jardines debe dejar el trabajo por culpa del reuma y le ubican en el Museo Rusiñol donde hará de Rusiñol presentando las visitas teatralizadas del Museo. Pero al cabo de un tiempo, cuando él se ha enamorado del pintor, deciden transformar el Museo Rusiñol en el Museo de la Identidad. A partir de aquí se crea un conflicto entre los dos mundos: el de Rusiñol y el de los que defienden la identidad, a los que llamamos bárbaros. La obra es una reivindicación del arte como patria universal, a partir de Rusiñol, contra las patrias identitarias.

Fonserè, director de la obra, apunta que “con el ‘Señor Ruiseñor’ queremos reflexionar sobre la destrucción de unos conceptos de vida libre, conceptos que no han sido sustituidos en la actualidad. En Cataluña se ha arrancado o falseado el pasado y de esta manera se ha podido configurar un orden inventado. Solo se utiliza la parte de conocimiento y de tradición que conviene para contar un relato sesgado. Para nosotros, Rusiñol es la antítesis de este mundo: este artista de carácter ingenioso y cosmopolita representa la inducción a la vida alegre y sensual, el gusto por la belleza, la sutileza y el conocimiento. Santiago Rusiñol, como dijo Josep Pla, fue un destructor de fanáticos que representó una sociedad de ciudadanos holgados y juiciosos a orillas del Mediterráneo.

Santiago Rusiñol (1861-1931), nacido en el seno de la burguesía catalana, simboliza una personalidad intensa y compleja, con una visión melancólica, amarga y desencantada de la vida, Un hombre dotado de un gran talento personal que deriva en la pintura y cuya obra figura en las más prestigiosas colecciones. También alcanza gran notoriedad como dramaturgo, escritor y poeta. Su carácter ingenioso y cosmopolita hace de él un referente de lo que los españoles consideran la Cataluña cívica, culta y abierta al mundo.