Divorciadas, Evangélicas y Vegetarianas

El teatro Apolo se llena de humor y buenas interpretaciones con ‘Divorciadas, Evangélicas y Vegetarianas’

Esther Quiñones, Consuelo Pérez-Lozano y la almeriense Mar Galera provocan las risas y la reflexión en esta disparatada comedia

Disparatada y muy divertida fue la interpretación de las tres actrices que ayer llenaron de risas y público el Teatro Apolo. El título, atrevido, ‘Divorciadas, Evangélicas y Vegetarianas’, invitaba a una noche de buen humor, y así fue. Mientras provocaban las sonrisas de los asistentes, planteaban sobre el escenario temas para analizar como son las relaciones profesionales, de pareja, la religión, amistad, maternidad… “Un canto a todo el tema femenino y nos vamos a divertir mucho, pero siempre dejando un poso de reflexión, que también es una labor importante del teatro”, anunció la actriz almeriense Mar Galera.

En el Teatro Apolo las tres actrices se desenvuelven a la perfección, en un carrusel de situaciones cómicas con las que se va forjando su amistad, y rompiendo los tabúes que les impiden ser felices. Mar Galera, Esther Quiñones y Consuelo Pérez-Lozano están brillantes cada una en su caracterización, en una puesta en escena urbana que se centra en el diálogo entre las tres protagonistas.

La sinopsis narra a tres mujeres, Gloria, Beatriz y Meche en plena crisis, luchando consigo mismas y con el mundo que las rodea. Gloria, la vegetariana, es una mujer impulsiva, acelerada y perdida en la vida. Completamente desencajada, después de una pelea con su novio, Gloria se encuentra con Beatriz, la divorciada, una mujer que se vio obligada a casarse muy joven, dejando atrás todos sus sueños de ser una profesional y desarrollarse intelectualmente. Las nuevas amigas deciden asistir a un cine donde trabaja Meche, la evangélica, una mujer que vive una profunda contradicción existencial. Así, el destino une a éstas tres mujeres, que se encuentran el mismo día, en el que una está mal, la otra peor y la última no tiene remedio y sin darse cuenta cómo ni por qué, terminan siendo amigas y cómplices.

Momentos muy divertidos, con textos inteligentes, en los que brillan Consuelo Pérez-Lozano, la divorciada, Esther Quiñones, la evangélica, y la almeriense Mar Galera, la vegetariana. El texto de Gustavo Ott y la dirección de Alberto Alfaro los asumen con naturalidad en las interpretaciones de estas actrices. Humor y reflexión alrededor del teatro. El público les despidió con grandes aplausos, en esta representación enmarcada en el programa Invierno Cultural del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería.