Cultura Almería teatro aficionado

El Programa Estable de Teatro Aficionado estrena temporada de invierno este viernes con ‘Patricia quiere el divorcio’

El Área de Cultura y Educación ha respondido a la petición de la Federación Almeriense de Teatro Aficionado de realizar las representaciones los viernes

El Programa Estable de Teatro Aficionado (PETA), la iniciativa que organiza cada trimestre la Federación Almeriense De Teatro Aficionado, en el marco de la programación de temporada del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería, regresa este viernes, 17 de enero, a las tablas del Teatro Apolo con una nueva representación, ‘Patricia quiere el divorcio’, a las 21.00 horas, a cargo de la compañía Teatro Sin Barreras.

Será la primera de las tres obras que se realizarán este trimestre y, como novedad, estrenarán su representación en la jornada de viernes, frente al miércoles de temporadas anteriores. Una petición que la Federación trasladó al Área de Cultura y que ha sido atendida, con el objetivo de facilitar la asistencia a su público ya de por sí fiel.

Se trata de una obra original de Mari-Fely Maturana. Y la sinopsis dice así: “¿Quién no ha tenido un negocio floreciente y, por causas ajenas a nuestra voluntad, se ha ido a pique, por no decir al garete? ¿Quién no se ha enamorado perdidamente, y la dama le corresponde, sacándole todo lo que tiene, dejando el amor en la ruina?”.

Las próximas citas con el PETA serán el viernes 28 de febrero, con ‘Girasoles’ y el viernes, 20 de marzo, con ‘Y si te canto canciones de amor’. La primera de ellas correrá a cargo de ‘Los músicos del Titanic’. Escrita y dirigida por Miguel Ángel Carmona, ‘Girasoles’ nos revela a Abigail Rhé, una mujer que trata de encontrarse a sí misma a través de sus propias convicciones, enterradas bajo una relación que la consume por momentos. Sin embargo, ‘la historia de los girasoles’ hará que todo salga a la luz de nuevo.

En el caso de la segunda, se trata de una obra original de Dino Armas, dirigida por Ramón Franco Reins. Pachi y Fidel, dos amigos que comparten piso desde hace un año, cansados de sus desengaños, rechazos, infelicidades, deciden acabar con sus vidas el 24 de diciembre.

Las entradas para cada una de las obras tienen un precio único de siete euros, disponibles en la taquilla municipal, situada en el propio Teatro Apolo.