Cultura Almería El Nombre

El programa Delicatessen lleva mañana, miércoles, a las tablas del Apolo la obra ‘El Nombre’

La multipremiada representación, dirigida por Daniel Veronese, llega a Almería este miércoles, 3 de noviembre, a las 21.00 horas

Cinco personajes reunidos en una habitación. Una familia, un encuentro y todo empieza por el nombre que elegirán para el futuro bebé. Ese es el punto de partida de ‘El Nombre’, la nueva propuesta que el programa Delicatessen, organizado por el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería y Axioma Teatro, llevará a las tablas del Teatro Apolo este miércoles, 3 de noviembre, a partir de las 21.00 horas, en el marco de la programación de otoño municipal.

Las entradas se encuentran a la venta tanto en la taquilla municipal, que está ubicada en el Teatro Apolo, como en la propia página web de entradas del Área, www.almeriaculturaentradas.es. También lo estarán en la taquilla del Apolo desde dos horas antes del comienzo de la representación. Tienen un precio de 13,50 euros.

La multipremiada ‘El Nombre’, de la compañía Gloria López Producciones, es una obra de Matthieu Delaporte y Alexandre De la Patellière, adaptada y dirigida por Daniel Veronese, un trabajo que le valió el reconocimiento a mejor director en los premios Garnacha de Haro, donde también fueron distinguidas a mejor actriz May Pascual y Gloria López. El elenco se completa con Jesús Calvo, Pedro Morales y Orencio Ortega.

‘El Nombre’ habla de la Familia, la familia con mayúsculas, la familia en toda su complejidad: deseos, miedos, discursos escondidos y silenciosos, palabras abiertas y como siempre lo escondido sorprende y atrapa.

Tal y como explica Daniel Veronese: “’El Nombre’ es una comedia directa, cercana, hilarante, sobre la amistad y los afectos. Todo se desarrolla en una noche en la que se reúne a cenar un grupo de amigos -de esos que difícilmente pierden el sentido del humor, el deseo de divertirse y pasarla bien- pero en esta ocasión, una simple respuesta sobre el nombre de un bebé provocará el ingreso irrefrenable a situaciones cercanas a la tragedia, un escenario imprevisto para que este grupo casi acabe con varios años de férrea amistad”.

Entre diálogos brillantes y vertiginosos, “‘El Nombre’, así entonces, se convierte en un laboratorio sobre la hipocresía y la mezquindad humana; sobre cómo, en la sociedad de hoy, prejuzgamos a quién se atreve a mirar hacia un lado que nos pueda incomodar”. Aunque sea familia.