Plan General LOUA

El Pleno aprueba la adaptación del Plan General a la LOUA, dotando de “estabilidad y seguridad” al planeamiento urbanístico de Almería

El concejal de Desarrollo Urbano y Vivienda, Miguel Ángel Castellón, felicita este paso “sin renunciar” a que la ciudad tenga un nuevo PGOU que responda a las “necesidades y potencialidades” de futuro de Almería

El Pleno de la corporación ha aprobado hoy, con el voto favorable del Grupo Municipal Popular y Ciudadanos y la abstención de PSOE e IU, la adaptación del vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Almería de 1998 a la Ley de Ordenación del Territorio de Andalucía (LOUA), redactado por los Servicios Técnicos Municipales de la Gerencia Municipal de Urbanismo de Almería. Su aprobación definitiva permitirá al Ayuntamiento de Almería poder realizar modificaciones puntuales de elementos del planeamiento, ya se trate de cambios estructurales o de la incorporación de nuevos suelos. «De esta manera, la ciudad de Almería contará con un planeamiento adaptado a la legislación urbanística», ha explicado el concejal de Desarrollo Urbano y Vivienda, Miguel Ángel Castellón.

El pasado mes de octubre, la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía daba su visto bueno a la adaptación del Plan General de Ordenación Urbana a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), dando vía libre a la aprobación de un documento “fundamental para el desarrollo de la ciudad sobre el que se lleva trabajando largo tiempo”, ha recordado Castellón, insistiendo en la voluntad municipal de “no renunciar a un nuevo PGOU que recoja las necesidades de la ciudad”.

El documento hoy aprobado tiene como base el documento inicial, aprobado en marzo de este años, que fue sometido a información pública, al que se han incorporado las modificaciones necesarias aportadas a través de los informes sectoriales de los Organismos que, en base a la tramitación realizada, han solicitado correcciones en el ámbito de sus competencias: a través del informe de valoración de la Comisión Interdepartamental de Valoración Territorial y Urbanística, que regula el ejercicio de las competencias de la Administración de la Comunidad Autónoma de Andalucía en materia de Ordenación del Territorio y Urbanismo; las alegaciones presentadas, veintidós en total, cuyo contenido se estima total o parcialmente, así como las correcciones por errores materiales detectados por los propios Servicios Técnicos Municipales durante la fase de elaboración del nuevo documento.

Engaños de la Junta y el PSOE

En el debate de este punto, el concejal de Vivienda y Desarrollo Urbano ha defendido la “tramitación” de la adaptación del PGOU frente a los “incumplimientos” de la Junta de Andalucía y de la presidenta en funciones, Susana Díaz, de aprobar un nuevo Plan General para la ciudad. “La Junta de Andalucía y el PSOE prometieron que Almería tendría un nuevo Plan General y se han encargado de que no lo tenga”, ha reprochado Castellón a la bancada socialista, felicitando que “el Equipo de Gobierno y el alcalde han cumplido su palabra y la adaptación del PGOU es en este año una realidad”, ha sentenciado.

La adaptación del actual PGOU a la LOUA aglutina y recopila en un único documento todo lo que se ha aprobado definitivamente con anterioridad, como la planimetría a nivel estructural, las normas urbanísticas o las fichas de planeamiento. Así, esta adaptación permitirá, por ejemplo, que un barrio como Castell del Rey, que reúne los requisitos que la LOUA establece para el Suelo Urbano Consolidado, se le pueda reconocer tal condición a nivel urbanístico. “Es un espacio cuyos usos existentes como urbano son un hecho y, por tanto, esta adaptación permite regularizar esta situación y que así los vecinos pasen de contar con sanciones urbanísticas a ser considerados como cualquier otro barrio”, ha explicado Castellón.

El documento de adaptación del PGOU viene a recoger también todos los cambios que se han producido en materia urbanística desde su aprobación en 1998, tales como las nuevas líneas de costa, espacios naturales protegidos, como los Lugares de Interés Comunitario (LIC), las nuevas delimitaciones del puerto y el aeropuerto o el conjunto de bienes y espacios que han obtenido la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC).

A la entrada en vigor del PGOU 98, el término municipal de Almería contaba con 23 elementos declarados BIC. En el documento hoy aprobado se hay un total de 29 elementos declarados BIC, entre ellos, el Cargadero del Mineral, el Centro Histórico de Almería, La Alcazaba y las Murallas del cerro de San Cristóbal, el Parque Nicolás Salmerón, el Hospital de Santa María Magdalena o las Canteras Monumentales En lo que respecta a los bienes con Inscripción General, a la entrada en vigor del PGOU del 98 había solamente un bien inscrito; ahora hay 8 elementos, entre ellos, la Casa Sindical(calle Javier Sanz), el edificio Banesto o los aljibes, norias, molinos, molinos de viento y molinos hidráulicos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, entre otros.

Ordenanzas

En el que ha sido el último pleno del año, se han aprobado además, con la abastención de IU, las ordenanzas locales para la prestación patrimonial de carácter público no tributario de los servicios municipales de alcantarillado y suministro de agua potable, una “exigencia legal” derivada de la reciente entrada en vigor de la Ley de Contratos del Sector Público.

Su paso por el pleno sigue a la aprobación de los proyectos de ordenanza, el pasado día 18, en Junta de Gobierno Local, quedando el contenido del texto sometido a trámite de información pública y audiencia por un plazo de treinta días hábiles, mediante exposición en el tablón de anuncios del Ayuntamiento, en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y en la web municipal. El acuerdo de aprobación se entenderá como definitivamente adoptado si, en el plazo de exposición pública, no se presentaran alegaciones.

Siendo la primera, no será ésta la única delegación de área que tramite una modificación en sus ordenanzas de acuerdo con una Ley de Contratos que modifica el carácter de fiscalidad en los servicios que se prestan a nivel municipal. En el caso de la Delegación de Área de Servicios Municipales y Playas, la prestación de los servicios municipales de suministro domiciliario de agua potable y alcantarillado se realiza en régimen de gestión indirecta, en régimen de concesión, debiendo proceder al establecimiento de esta prestación patrimonial para incorporar, además de la modificación planteada de las actuales Ordenanzas Fiscales número 9, Reguladora de la Tasa por Alcantarillado y número 16, Reguladora de la Tasa por Suministro de Agua Potable, los elementos de la misma conforme al carácter no tributario que le confiere la Ley.

Informe sugerencias y reclamaciones

Además de varios reconocimientos de crédito por gastos que han pasado hoy por el Pleno, se ha dado cuenta del informe anual de Sugerencias y Reclamaciones correspondientes al año 2018 que recoge un total de 764 reclamaciones y 78 sugerencias presentadas a las diferentes áreas municipales.

La concejala de Presidencia, Pilar Ortega, ha destacado la participación de los vecinos en la gestión municipal a través de las casi 800 sugerencias remitidas en 2018, afirmando que aún se está en plazo para poder elevar el porcentaje de más del 50% que se han contestado.