Alcalde Almería Pleno Ayuntamiento

El Pleno aprueba definitivamente el Plan de acción contra el ruido y la modificación de la zona acústicamente saturada

La concejala de Urbanismo, Ana Martínez Labella, defiende la continuidad del procedimiento, tras más de un año paralizado, y critica la falta de voluntad política de parte de la oposición a la hora de alcanzar un consenso

El Pleno del Ayuntamiento de Almería ha aprobado definitivamente el proyecto del Plan de acción contra el ruido y del Plan Zonal específico de la Zona Acústicamente Saturada (ZAS) de Almería, redactado por la empresa ‘Texnitac 94,S.L.’ La propuesta, con los votos favorables del Grupo Municipal Popular, Vox y el concejal no adscrito, el voto en contra de Partido Socialista y Podemos, y la abstención de Ciudadanos, incluye la aprobación de la modificación de la Zona Acústicamente Saturada, ampliada en su caso hacia el norte de la ciudad, hasta los entornos de Puerta de Purchena y Plaza Vieja.

De esta forma, se da continuidad a un trámite que, hace ahora aproximadamente un año, quedó sobre la mesa, condicionado entonces a las peticiones de parte de la oposición de un proceso informativo y participativo dirigido a explicar los pasos que se han dado en torno a la elaboración de los planes de acción y de la zona saturada, así como del contenido del documento elaborado del Mapa de Ruidos, sometidos al preceptivo trámite de información pública, en el que solo se presentó una alegación

Frente a la nueva petición de retirada del punto del orden del día por parte de los grupos de la oposición (Ciudadanos y Psoe), la concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, ha justificado la “necesaria” continuidad del procedimiento en el diseño del Mapa Estratégico de Ruido de Almería, aprobado en 2012, incluyendo la modificación de la delimitación de la zona saturada y la revisión de la Zona Acústicamente Saturada, ampliada hacia el norte de la ciudad, donde se concentra mayoritariamente la actividad de ocio de la ciudad. Del mismo modo ha subrayado el “cumplimiento” de los compromisos adquiridos para dar continuidad a su aprobación, tanto con la organización de jornadas de difusión como de campañas de concienciación, que seguirán con la normalización de la situación tras la pandemia.

Martínez Labella ha reprochado a los grupos que no han secundado la propuesta la “falta de voluntad política” para alcanzar un consenso sobre un tema, el ruido, que preocupa y ocupa a todas las ciudades, entendiendo que las propuestas que se incluyen en el documento aprobado recogen “parte fundamental de la solución que se demanda”, abogando por dar continuidad a la tramitación legal “de forma que se puedan desarrollar los contenidos de planes de acción en materia de ruido, encaminados a afrontar globalmente los aspectos relativos a la contaminación acústica y a sus efectos, así como fijar acciones prioritarias para el caso de incumplirse los objetivos de calidad acústica, incluidas la reducción de los niveles de ruido en las zonas que sean necesarias, y siempre que sea posible”.
En este sentido, la edil popular ha vuelto a defender el trabajo realizado en estos años por el equipo redactor y el Área de Urbanismo, en el objetivo de completar esa labor con el estudio de un Plan Zonal sobre las zonas acústicamente saturadas, así como de las quejas y denuncias en materia de ruido, de forma que el ciudadano, además de ver mejoradas las condiciones de su calidad de vida, pueda encontrar respuesta a los problemas reales de ruido ambiental y el provocado por actividades de la población.

Martínez Labella ha recordado que una de las principales conclusiones del estudio del Mapa Estratégico de Ruidos (MER) señala al tráfico rodado como uno de los principales focos de ruido en la ciudad, “y debe ser por tanto una de las principales líneas de actuación para reducir los niveles de contaminación acústica”.

“Sentamos las bases para que se pueda abordar un problema que es real, conciliando el derecho de sectores tan fundamentales para nuestra ciudad, como el hostelero, con el derecho que tiene cualquier ciudadano al descanso”, ha insistido la edil popular.

Junto a esta, otras siete líneas estratégicas se establecen en el desarrollo del Plan de Acción, que incluye además actuaciones dirigidas al planeamiento urbanístico y la gestión del ruido urbano; el control de actividades, ocio y zonas saturadas por ruido; la gestión de licencias de terrazas, veladores y actividades al aire libre; los servicios municipales de recogida de residuos, limpieza y jardinería; campañas de información y concienciación ciudadana; una actualización de normativa, así como la implantación de procedimiento municipal para la gestión de quejas y denuncias por ruido y otros parámetros medioambientales.

Estudios Detalle

En materia de urbanismo, el Pleno ha aprobado además varios Estudios de Detalle tanto para la agrupación de parcelas como para la reordenación de volúmenes de varios edificios a construir en diferentes solares, en ninguno de los casos con aumento de edificabilidad sobre la zona. En concreto, los estudios de detalle aprobados se localizan en la zona de Villablanca-Los Molinos o el Casco Histórico, caso de las calles Marín y Antonio Vico.