PregónLos Coloraos Almería

El coronel Javier Ángel Soriano destaca que “Los Coloraos’ fueron a una misión sin retorno, movidos por los ideales de libertad”

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, presenta al orador y afirma que “los valores que impulsaron a los Mártires de la Libertad se asientan en el sustrato ético de las democracias actuales”

El 24 de agosto está marcado en rojo en el calendario de los almerienses. Se celebra con toda la solemnidad el aniversario del episodio histórico de la intentona de ‘Los Coloraos’, llamados popularmente así por su vestimenta, en 1824 y el modo en que este hecho ha ocupado el interés y la memoria colectiva en la ciudad. Y se realiza, por segundo año, con las limitaciones que impone la pandemia, pero sin perder la esencia de este homenaje.

En este 197 aniversario, la ceremonia se ha centrado en el aspecto militar del acontecimiento, enmarcado dentro de la situación geopolítica del siglo XIX. Y nada mejor que la experiencia de Javier Ángel Soriano Trujillo, coronel de Infantería, diplomado de Estado Mayor en la reserva y presidente de la Delegación en Almería de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil, que fue Subdelegado de Defensa en la provincia almeriense, quien ha destacado que “la defensa que ‘Los Coloraos’ hicieron en 1824 de los valores constitucionales de 1812 ha venido representando desde entonces el compromiso de los almerienses con la libertad”.

El orador ha analizado que “en ese tiempo tan crispado, lleno de traiciones y conspiraciones, donde las sociedades secretas, los masones, jugaron un papel esencial, ‘Los Coloraos’ fueron unos aventureros movidos por unos ideales de libertad, que se embarcaron en una empresa de resultado incierto, fueron unos osados y unos imprudentes, porque ante el error del mando de enviarlos a una misión imposible, sus corazones se levantaron en íntima rebeldía contra lo que el pensamiento aconsejaba. Sus corazones les llevaron a luchar hasta la muerte”.

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha presentado el acto afirmando que “un nuevo 24 de agosto, los almerienses nos reunimos en el Salón de Plenos del Ayuntamiento para ratificar nuestro compromiso con los valores de la libertad y los derechos políticos y sociales que iluminaron aquella intentona liberal, en lo que ha acabado convirtiéndose en una tradición que es -a la vez- popular y solemne, porque a todos nos atañe, porque a todos nos incluye y porque a todos nos representa”.

Además, el alcalde ha expresado que “los valores e ideas que impulsaron el empeño de los llamados ‘Mártires de la Libertad’ -‘Los Coloraos’-, se asientan con firmeza en el sustrato ético de las democracias actuales y forman una raigambre universal en cuyo sostenimiento todos debemos sentirnos involucrados, porque de ese modo ayudamos a asegurar la justicia, el progreso y la convivencia”.

En esta línea, se ha centrado en el orador asegurando que “bien podemos personificar en la figura del coronel de Infantería en la reserva, Javier Angel Soriano, la defensa permanente de los valores de libertad, pluralismo y democracia que un año más nos reúnen en torno a la alargada sombra del Monumento a ‘Los Coloraos”.

La Marsellesa

El orador ha explicado que, en el plano militar, ‘Los Coloraos’ “pretendían llevar a cabo un pronunciamiento que prendiese la mecha en otras ciudades. Pero mientras en 1820 el pronunciamiento de Riego se llevó a cabo disponiendo para ello de las únicas fuerzas militares disponibles entonces, las que estaban previstas enviar a América (al Rey pocas fuerzas leales le quedaban para pararlo), ‘Los Coloraos’ no disponían de fuerzas y todo dependía de que se les sumasen las fuerzas locales, lo que no ocurrió. Ésta es la gran tragedia de ‘Los Coloraos’, fueron enviados a una misión sin retorno y sin posibilidad alguna de victoria. Y aun así, siendo conscientes desde el primer momento de las pocas o nulas posibilidades de éxito, los ideales de libertad que les movían, estuvieran o no equivocados, les hicieron seguir adelante asumiendo las consecuencias de su derrota, la muerte. ‘Los Coloraos’ son el ejemplo de tantos compatriotas que a lo largo de nuestra historia han dado su vida en aras de unos ideales, aun sabiendo que estaban abocados al fracaso”.

En su intervención, ha diferenciado entre el fondo y las formas del acto, y mientras ha alabado la lucha por la libertad de ‘Los Coloraos’, reconoce que no entiende que se interprete el himno de La Marsellesa: “la primera vez que asistí a esta conmemoración, me sorprendió cuando al término de la misma se tocaron, entre otros himnos, el de la Marsellesa. Si tenemos en cuenta que cuando se produjeron los hechos de ‘Los Coloraos’ aún estaban calientes los rescoldos de la Guerra de la Independencia, tiempo durante el cual nuestro territorio peninsular fue ocupado por tropas francesas que vivieron a nuestra costa y que saquearon nuestro patrimonio nacional, que paralizaron nuestro comercio y que causaron unos porcentajes de mortandad y destrucción desconocidos hasta entonces, me es difícil entender que tenga que tocarse esta marcha militar francesa, cuyo origen se remonta a 1792 durante la guerra franco-austriaca, con el título de “Canto de guerra para el Ejército del Rin”.

Y ha apoyado esta teoría con el cuadro de Goya ‘Los fusilamientos del 3 de mayo’: “los personajes que aparecen en el paredón son españoles, y los que portan los fusiles son soldados franceses, que días antes habían desfilado por las calles de Madrid al son de la Marsellesa. Imagínense la gracia que les haría a los héroes del 2 de mayo de 1808, liderados por los capitanes de Artillería Luis Daoíz y Pedro Velarde y el teniente de Infantería Jacinto Ruiz, oír los sones de esta marcha militar, por mucho que ahora se le considere un canto de libertad o revolución”.

Pero si las formas no encajan en su pensamiento, sí el fondo, como ha expresado durante su intervención. Por eso, el coronel ha agradecido el honor que supone ser el orador de este acto. “Cuando estamos a las puertas del bicentenario de este hecho histórico, rindamos homenaje a estos constitucionales, a estos ‘Coloraos’, que en una época de felonías, en una época de la más vergonzosa de nuestra historia, “…los requirió el deber y lo acataron, con su sangre la empresa rubricaron, con su esfuerzo la Patria engrandecieron. Fueron grandes y fuertes, porque fueron fieles al juramento que empeñaron. Por eso, como valientes lucharon, y como héroes murieron. Por la Patria morir fue su destino, querer a España su pasión eterna,…” (de la Oración a los Caídos que dieron su vida por España)”.

Ofrenda floral

El acto se ha trasladado, en una segunda parte, a la Plaza de la Constitución, donde se han depositado coronas y flores rojas ante el Monumento a los Mártires de la Libertad, el popular ‘Pingurucho’, y se han interpretado, además de la Marsellesa, los himnos de Riego, Almería, Andalucía y España.

Autoridades de las diferentes administraciones han asistido a la ceremonia, entre otros, la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, y el presidente de la Diputación, Javier A. García.

El rojo que ha presidido la ceremonia en la vestimenta de los asistentes ha sido también el color de las flores y coronas depositadas a los pies del ‘Pingurucho’, “un símbolo, que habiendo tenido diversas ubicaciones físicas en nuestra ciudad, ocupa y ocupará un lugar firme e inamovible en la historia, se erige un nuevo 24 de agosto como la plasmación de los principios que nos facultan como ciudadanos libres en una nación que, como decía la Constitución de 1812 es libre e independiente, y no es, ni puede ser, patrimonio de ninguna familia ni persona”, ha sentenciado el alcalde.

Audios: