Almería cultura solidaria OCAL

El concierto de la OCAL permitirá a Manos Unidas de Almería ayudar en un proyecto de prevención del coronavirus en Etiopía

El Área de Cultura continúa su colaboración con citas solidarias, como viene realizando todas las temporadas durante la programación

La buena música suena más especial si cabe cuando tiene un elemento solidario detrás. Por eso, el concierto de la Orquesta Ciudad de Almería (OCAL) titulado Road To Liverpool, con la participación de músicos y bandas de larga tradición ‘beatlemaniaca’ fue más bello si cabe, ya que tenía un factor benéfico a favor de Manos Unidas en Almería. Una cita, dentro de la programación de otoño del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería, que permitirá apoyar el proyecto ‘Emergencia sanitaria de prevención y tratamiento frente al coronavirus en Meki’, con 97.000 personas de poblaciones rurales beneficiarias de manera directa y más de 200.000 de manera indirecta.

El concejal de Cultura, Diego Cruz, recuerda que “el mundo de la cultura siempre ha mostrado un compromiso con los demás, una vertiente solidaria, que el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería expresa en cada programación trimestral cediendo los espacios escénicos para la celebración de espectáculos a favor de causas sociales. Sin duda es una línea de trabajo que seguiremos manteniendo, más si cabe en este en año tan complicado para todos”.

El presidente delegado de Manos Unidas en Almería, Miguel Pérez, ha valorado la experiencia como “muy positiva, porque fue increíble la energía y la fuerza que se vivió el domingo en el Auditorio. Fue un concierto vibrante, donde todos pusieron de su parte y que además sirvió para homenajear a Chipo, un grande de la música en nuestra tierra”.

Pérez explica que lo recaudado servirá para dar un gran impulso al proyecto que Manos Unidas desarrolla en esta zona de Etiopía. El proyecto se va a llevar a cabo en el área de actuación del Vicariato Católico de Meki para mejorar la capacidad de las instituciones de salud bajo su responsabilidad, el Hospital Rural de Gambo, las clínicas de Woragu, Asela, Wonji, Alemtena, y el centro de salud de Shashemane. “Se solicita la colaboración de Manos Unidas para llevar a cabo actividades de sensibilización a través de charlas a los pacientes cada vez que acuden a los centros sanitarios, anuncios en la radio y distribución de carteles, pancartas y pegatinas divulgando los métodos de prevención e higiene necesarios”, apunta.

Asimismo, el proyecto incluye formación del personal de las instituciones sanitarias beneficiarias en la gestión de la emergencia causada por la Covid-19 y el suministro de equipos de protección personal y materiales para reforzar la higiene y la desinfección. Igualmente, se va a proporcionar alimentos a la comunidad de leprosos que vive cerca del Hospital de Gambo.

Tal y como informa Manos Unidas, Etiopía es el segundo país más poblado de África después de Nigeria. En el índice de Desarrollo Humano (2018) ocupa el puesto 173 de un total de 188 países analizados. Se estima que el 23% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Actualmente la cobertura sanitaria en Etiopía está limitada al 46% de la población, con 3 médicos por cada 100.000 habitantes. Solo alrededor del 32% de la población tiene acceso a agua potable.