Almería cultura Asociación Mute

El concejal de Cultura, Diego Cruz, se reúne con representantes de la Asociación Mute Almería

El colectivo está compuesto por trabajadores del mundo del espectáculo ha escuchado y desde el Área se han escuchado sus peticiones

Tal y como ha venido haciendo desde que hace poco más de un año estallara la pandemia que ha cambiado tantas ‘reglas del juego’ para los espectáculos y eventos que conllevan una importante reunión de personas, el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería continúa reuniéndose con representantes de numerosos colectivos y asociaciones, para escuchar sus inquietudes, propuestas y establecer posibles colaboraciones que redunden en mantener activo “el importante tejido humano y empresarial que gira en torno a los distintos ámbitos de la cultura y, en este caso, de los espectáculos”, tal y como detalla el concejal delegado del Área, Diego Cruz.

Es el caso de la delegación almeriense de Mute, Mute Almería. Un colectivo al que el Área de Cultura apoyó desde el primer momento con las protestas ‘lumínicas’ que sirvieron para visibilizar la difícil situación del sector y que hoy se han reunido tanto con el concejal, Diego Cruz, como con el director del Área, José Vélez, acordando mantener futuros contactos para seguir avanzando en función de cómo se vaya desarrollando la evolución de la incidencia por Covid.

Mute Almería se define como ‘Movilización Unida de Trabajadores del Espectáculo’ y como “completamente apolítico que se ha formado para velar por los intereses de todos los profesionales que forman parte de la industria del espectáculo en Almería: músicos, actrices y actores (teatro, cine, tv,…), bailarines, gogós, profesionales audiovisuales (técnicos, montadores, productores, directores, representantes, fotógrafos, DJs, salas y locales de música en vivo, teatros, tiendas de materiales para espectáculos, agencias de espectáculos y un largo etcétera”.

#AlertaRoja y #hacemoseventos fueron los hashtag que se viralizaron en el mes de septiembre en el ámbito nacional, en una jornada para concienciar sobre la importancia de la cultura y la dramática situación que vive como consecuencia de la crisis provocada por el Covid y las limitaciones de aforo para los eventos. En Almería, los profesionales del sector iluminaron con el color rojo de este movimiento seis espacios de la ciudad: Teatro Apolo, Museo Doña Pakyta, Teatro Cervantes, Asociación Clasijazz, alrededores de la Alcazaba y rotonda del Cable Inglés. Una iniciativa que fue respaldada por el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería.