El circuito municipal de divulgación del flamenco analizó anoche en ‘Doña Pakyta’ la figura del cantaor Pencho Cros

El circuito municipal de divulgación del flamenco analizó anoche en ‘Doña Pakyta’ la figura del cantaor Pencho Cros

El Museo de Arte inició así un ciclo de conciertos y actividades musicales que se desarrollarán todos los viernes hasta final de este año

Desde este pasado viernes hasta el próximo 28 de diciembre, el Museo de Arte ‘Doña Pakyta’ se convertirá cada semana en un punto de encuentro para los amantes de la música. Un ciclo de actividades que cada viernes llevarán la música y la palabra sobre ella con entrada libre hasta completar aforo. Anoche, el estreno se realizó con la primera de las dos citas que se enmarcan en el XV Circuito Municipal de Divulgación del Flamenco, que organiza la Peña El Taranto en colaboración con el Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería.

Bajo el título de ‘Pencho Cros, icono del festival de la Unión de Cante y Minas’, la velada contó con la conferencia de Manuel José Navarro Jiménez, que participará en la mesa redonda posterior en la que también intervino José Antonio López Alemán y Pepe Cros, uno de los diez hijos de Pencho, para concluir con el cante y guitarra de Ricardo Fernández del Moral.

López Alemán recordó que el cante de las minas tiene un concepto sociológico y económico muy arraigado en las tierras de Almería y de La Unión, mineras, “que no tienen otros cantes como la soleá, por ejemplo”. En su exposición, Navarro Jiménez contextualizó en primer lugar el contexto en el que crece Pencho Cros, cantaor por excelencia de mineras, tarantas o cartageneras, cantes relacionados estrechamente con La Unión, lugar donde no salió por más que intentaron llevarlo a cantar a Madrid y con compañías de gira por teatros.

Es el único cantaor que ganó tres lámparas mineras (1965, 1972 y 1976) “y no ganó más porque cambiaron las bases para limitar el número de veces que se podía presentar un ganador. “Fue un artista que no quiso ser. Tenía diez hijos y aunque le gustaba su juerga, era serio, leal y cuidadoso. Él entendía el flamenco como algo que se canta en corro, entre amigos, en una barra y no en los escenarios grandes o teatros. Defendía el flamenco como algo que nace solo, al calor del alcohol y la negrura de la noche, no como algo que se podía imponer o reglar”, explicó el conferenciante.

En su carrera estuvo siempre acompañado de su leal guitarrista Antonio Fernández. Como curiosidad, anoche, entre el público se encontraba Rocío Segura. La cantaora almeriense fue la primera mujer andaluza en ganar la lámpara minera del Cante de Las Minas de La Unión, en el año 2000, precisamente, con una letra de Pencho Cros, aquella que dice “En la mina se escuchó”.

Antes del cante y toque de Ricardo Fernández del Moral, la mesa redonda contó con la participación de Pepe Cros, hijo de Pencho, que detalló que su padre “le dio un matiz propio a los cantes de las minas, metió un tercio central… y ligaba mucho los cantes. Antonio Mairena decía que los cantes había que ligarlos y romperse la camisa, de nada vale lanzar un grito y no ligarlo con naturalidad”. Como curiosidad, Pepe Cros explicó que a su padre, además del flamenco, le gustaba escuchar boleros, tangos y a Frank Sinatra. Pencho, nacido en 1925, falleció en 2007 a causa de una complicación de su Alzheimer.

La próxima cita con Música en tu Museo y el Circuito Municipal de Divulgación del Flamenco será la noche del viernes, 30 de noviembre, con el título ‘El Cante y la Poesía honra a la mujer’. Se leerá el poemario ‘Coplas del Desagravio’ de Rafael Lorente y se presentará el disco de mismo título de Vicente Soto ‘Sordera’. El cantaor, que será presentado por Rafael Morales, contará con el toque de Antonio Malena a la