El Ballet Imperial Ruso embelesa a los almerienses con el delicado y estético ‘El lago de los cisnes’

El Ballet Imperial Ruso embelesa a los almerienses con el delicado y estético ‘El lago de los cisnes’

El Auditorio Maestro disfrutó anoche con este clásico de la danza, en tres actos, representado por un elenco de 45 bailarines y entradas agotadas

 

El aleteo coral de los cisnes sobre el escenario, dibujando el movimiento sobre el agua, en una metáfora del baile de gala, refleja la hermosura de la danza y del Ballet Imperial Ruso, fundado por Maya Plisetskaya en 1994, el cual cuenta entre sus cisnes con bailarinas que rebosan talento. Ha sido un baño de multitudes, de pasión por la danza y por una coreografía convertida en clásico de la Navidad de Almería. Con un brillante ‘Entradas agotadas’, se representó anoche ‘El Lago de los Cisnes’ en el Auditorio Maestro Padilla.

 

Durante más de dos horas, los almerienses se entregaron por completo a una historia en la que todo se cuenta con movimientos de danza clásica, una historia en la que todo se vive al compás de una impresionante composición musical, una historia en la que como todo buen cuento prevalece el amor. La belleza técnica y estética de las bailarinas atrapó al público, hasta tal punto que el Auditorio se convirtió por unos momentos en un elegante lago en el que se movían de forma coordinada y tranquila los cines.

 

Nada menos que 45 bailarines, llenos de talento estético y técnica, embelesaron al público en esta representación de tres actos, el primero y último en el lago, y en medio el baile anunciador, en el que se pudieron contemplar una serie de danzas del mundo, entre ellas la húngara, napolitana, española y rusa.

 

La historia, por todos conocidos, representa el baile en el que el príncipe Sigfrido celebra su 21º cumpleaños, y debe escoger esposa. Pero algo le atrae hacia el lago de los cisnes, donde conoce a su amor, la Princesa Odette, víctima del sortilegio del brujo Rothbart. Sólo jurando el amor verdadero y cumpliendo su palabra el Príncipe puede salvar a Odette y a sus amigas. Cisne Blanco y Cisne Negro son dos polos opuestos: uno es dulzura y fragilidad; el otro, poder y provocación. El engaño y el verdadero amor, el Bien y el Mal. Todos los caracteres representados de forma brillante a través del movimiento de las bailarinas.

 

La calidad de este ballet se refleja en cada movimiento, en cada paso a tres, y entre los cisnes brilla con luz propia Lina Sheveliova, que reúne toda la belleza que desprende la danza. Con música de Piotr Chaikovsky, coreografía de Lev Ivanov, Marius Petipa y Gediminas Taranda, y diseño del decorado y vestuario de Andrey Zlobin y Anna Ipatiev, la perfección de las coreografías hace que este ballet sea el más conocido, más solicitado y más interpretado durante ya 140 años.

 

El Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería continúa acercando las distintas artes a los almerienses, en este caso la danza con mayúsculas a través de la bella representación de ‘El Lago de los Cisnes’ por el Ballet Imperial Ruso. Bravo.