El Ayuntamiento recupera la simbólica palmera de Costacabana que derribó un temporal y planta otro ejemplar similar de cuatro metros

El alcalde Ramón Fernández-Pacheco, ha asistido a la plantación y se ha mostrado satisfecho de dar cumplimiento a un compromiso adquirido con los vecinos y devolver “parte de la identidad” al barrio
Final feliz. Costacabana vuelve a tener en la playa su icónica palmera. “Estoy muy satisfecho de dar cumplimiento a un compromiso que adquirí con los vecinos en diciembre de 2019, justo un día después de que la borrasca Elsa derribase el que es el símbolo del barrio. Ese compromiso era que la íbamos a sustituir en cuanto fuese posible y es lo que acabamos de hacer”. Así lo ha explicado el alcalde Ramón Fernández-Pacheco durante la plantación del nuevo ejemplar, de las mismas características del anterior, una palmera datilera, de cuatro metros de altura.
Acompañado de la concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, y varios vecinos del barrio, que han querido asistir a este momento “tan emocionante”, Fernández-Pacheco ha explicado que “me hubiese encantado poder haberlo hecho antes, pero los expertos nos informaron de que el mejor momento para plantar una palmera de estas características y que dure, al menos, medio siglo como su antecesora, era hacerlo en el mes de junio. El año pasado, por la pandemia, fue imposible y por eso lo hacemos ahora”.


El alcalde ha recordado cómo la borrasca Elsa “asoló” gran parte del sureste español aquel 21 de diciembre de 2019, tumbando muchos árboles en los diferentes barrios de la ciudad, “todos ellos importantes, pero esta palmera de Costacabana era un símbolo”. Tanto es así que cuando los vecinos se dieron cuentan de este destrozo se movilizaron en redes sociales lamentando lo sucedido. Mari Carmen Montes, una de las vecinas de la zona y miembro de la Junta de Distrito, contaba hoy como, incluso, un grupo de jóvenes del barrio se tatuaron en ese momento la palmera. Y es que este árbol siempre ha sido “un referente” para todos los del barrio, imagen de la asociación de vecinos y de numerosas instantáneas a lo largo de su más de medio siglo de vida.
Otro vecino del barrio, Javier Aguirre, explicaba también lo que significaba ese ejemplar, “ahí aislado en la playa, con ese tronco delgado”. “Todos hemos sentido de algún modo que esa palmera nos representaba, esa lucha que mantenía frente a los temporales, por lo que estamos muy contentos de que el alcalde haya cumplido su palabra”.

Plan Botania
La plantación de esta palmera se enmarca en el Plan Botania, que es la hoja de ruta para proteger y conservar la biodiversidad del patrimonio verde y hacerlo además con acento almeriense. Entre los objetivos que se marca este Plan están, además de la consolidación del arbolado, otros como revegetar y mejorar el valor ambiental de todos los espacios ajardinados, especialmente los más degradados; mejorar la gestión hídrica de los espacios verdes públicos, convertir el vivero municipal en centro productos de especies autóctonas, promover la biodiversidad en el espacio urbano, fomentar una actitud participativa de los almerienses en la consecución de esa biodiversidad autóctona, escuchar las recomendaciones de los expertos de la Universidad de Almería y, fundamentalmente, hacer que los almerienses sientan esa biodiversidad como un valor propio y, además, diferencial.

Audios: