calle almanzor

El Ayuntamiento demolerá seis inmuebles de calle Almanzor después de Semana Santa como parte del proyecto de mejora del entorno de La Alcazaba

La Junta de Gobierno Local ha adjudicado hoy los trabajos correspondientes a uno de los siete proyectos contenidos en el Plan Integral Alcazaba-La Hoya-San Cristóbal para recuperar este espacio y revitalizar el Casco Histórico

El Ayuntamiento de Almería, a través de la Junta de Gobierno Local, ha adjudicado a la empresa Hormigones Asfálticos Andaluces, S.A., el contrato de obras para llevar a cabo la demolición de seis inmuebles en la calle Almanzor. Con un presupuesto de 42.500 euros y el plazo de ejecución de un mes, los trabajos de demolición se iniciarán “después de Semana Santa”, según ha confirmado hoy la portavoz del Equipo de Gobierno, María del Mar Vázquez, en rueda de prensa.

Tras la celebración de la Junta de Gobierno, Vázquez ha explicado que “esta actuación se enmarca dentro del Plan Integral Alcazaba-La Hoya-San Cristóbal, que cuenta con una inversión plurianual de 9,5 millones de euros y que, a través de un total de siete actuaciones, vendrá a revitalizar el Casco Histórico de Almería, a recuperar patrimonio, fomentar la dinamización, transformar paisajísticamente la zona y dotarla de mejor movilidad y accesibilidad”

La edil popular ha precisado que, en tanto se procede a la demolición, programada para después de Semana Santa y que obligará, entre otras actuaciones, al corte de la calle que da acceso a La Alcazaba durante los trabajos de derribo de estos inmuebles, el Ayuntamiento procederá a “tapiar y sellar de nuevo las viviendas, impidiendo la ocupación de los edificios”, lamentando que “tenga el Ayuntamiento que repetir esta actuación como consecuencia de los actos vandálicos que han afectado a los inmuebles”.

Vázquez también ha explicado que “la demolición de estos seis inmuebles, situados a los pies de La Alcazaba, ha estado supeditada, en una primera fase, a la realización de trabajos arqueológicos sobre los terrenos del entorno que no están ocupados por edificaciones. Tras su demolición, en una segunda fase, será necesario retomar los trabajos arqueológicos, en su caso, procediendo al estudio de la zona ocupada en planta por los edificios”.

La superficie total a demoler es de 546 m2 con un volumen de escombro calculado en 1.396,32 m3. Adjudicados los trabajos, en los próximos días se procederá además a la necesaria señalización de la zona y a la retirada de los los servicios (alumbrado público y telefonía) que se encuentran en la fachada de los inmuebles. Será después de la Semana Santa cuando se enfrente la demolición de estos seis inmuebles, agrupados en tres conjuntos de dos viviendas cada uno.

Audios relacionados: