Movilidad Almería seguridad Coronavirus

El Ayuntamiento contrata por vía de emergencia la elaboración de un estudio sobre mejora de la movilidad y del espacio público tras el COVID-19

El proyecto analizará diferentes modalidades de movilidad en el contexto de desescalada para ofrecer la alternativa de transporte “más eficaz y segura”, además de priorizar al peatón

El Ayuntamiento de Almería, a través del Área de Seguridad y Movilidad, ha contratado, por vía de emergencia, la elaboración de un estudio de cara a aplicar medidas urgentes de mejora de la movilidad activa y el espacio público en la ciudad. El proyecto, que redactará la empresa Ingeniería de Seguridad Vial y Movilidad, SL (ISVIAL, SL) por importe de 12.100 euros, analizará las diferentes modalidades de movilidad en el contexto actual de desescalada del confinamiento para ofrecer la alternativa de transporte “más eficaz y segura”, afirma la concejala María del Mar García Lorca.

El documento inicial de diagnóstico y estudio deberá estar listo en un plazo de 10 días y, en el plazo de cinco semanas, el Ayuntamiento contará con la memoria definitiva. El objetivo de esta contratación, de la que se dará cuenta el lunes a la Junta de Gobierno Local, no es otro que el de contar con el asesoramiento necesario para ofrecer a los almerienses una alternativa eficaz y segura a modos de movilidad como el del transporte urbano colectivo, que necesariamente verá mermada su capacidad ante las medidas de distanciamiento entre usuarios, y de estos con los conductores.

Ante esta situación, el Área de Seguridad y Movilidad municipal entiende que ha de compensar esa merma en el transporte público urbano con otros modos de movilidad alternativos. En este contexto, se analizarán y potenciarán otros modos de movilidad activa como la bicicleta o los vehículos de movilidad personal, además de dar mayor protagonismo a los peatones.

Movilidad activa

A este respecto, y en el nuevo escenario que toca ahora vivir, se debe analizar y estudiar la posibilidad de establecer nuevos repartos del espacio viario, compatibles con las políticas de movilidad urbana sostenible. Es decir, que no pasen por el incremento del automóvil y que, ineludiblemente, han de llevar a la recuperación de espacio por parte del peatón, las bicicletas y los diferentes vehículos de movilidad personal (movilidad activa). Un conocimiento que estará en la base de las acciones que haya de aplicar, a este respecto, el Área de Seguridad y Movilidad de cara a favorecer el distanciamiento social.

La urgencia a la hora de disponer de un análisis profesional de la situación justifica la necesidad de actuar de manera inmediata, ha explicado la concejala delegada de Presidencia, María Vázquez, a la hora de ejecutar la contratación por tramitación de emergencia.

La idea es disponer cuanto antes de un análisis de las nuevas necesidades y criterios para el impulso urgente de la movilidad peatonal y ciclista, además de un estudio de la red de itinerarios ciclistas existentes, la posibilidad de su ampliación y adaptación, además de poder aplicar otras medidas de promoción de la bicicleta.

Velocidad, peatonalización e inclusión

Igualmente, el estudio ahora contratado permitirá mejorar y adecuar la normativa respecto a los vehículos de movilidad personal, habilitar espacios de prioridad peatonal y adaptar, en caso necesario, la velocidad de referencia con ‘Zonas 30’, ‘calles 30’ y calles de coexistencia. Asimismo, abrirá la posibilidad el estudio de desarrollar otras acciones como ampliaciones de acera, semaforización, y todo en el contexto de la inclusión social (señalización inclusiva en el ámbito de la movilidad activa).

“De esta forma, el Ayuntamiento de Almería vuelve a adelantarse a los acontecimientos en el proceso progresivo de desescalada de la enfermedad, adaptándose a las nuevas circunstancias”, concluye Vázquez.

Audio: