Almería urbanismo remodelación plaza

El Ayuntamiento concluye la “espectacular” remodelación de la Plaza López Falcón, convertida en espacio de ocio para los niños

La puesta en uso del nuevo espacio, referente y singular por la dotación de juegos infantiles inclusivos y accesibles, queda condicionada por el cierre de espacios públicos infantiles por la situación actual derivada del COVID-19

La Plaza López Falcón luce su nuevo diseño finalizadas las obras de mejora y adecuación que el Ayuntamiento de Almería ha ejecutado en este año, reconvirtiendo como zona de recreo infantil este espacio a la espera que la situación derivada de la pandemia permita su apertura y uso al público. Mientras tanto, finalizados los trabajos, la Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy autorizar la recepción de las obras, con una inversión total de casi 500.000 euros.

El resultado de la actuación en nada recuerda la anterior imagen que presentaba este espacio, claramente mejorado en cuanto a su accesibilidad y que, para un mayor uso y disfrute, ha incorporado juegos inclusivos y accesibles a capacidades diferentes, ganando en relieve como espacio público y como nueva dotación destinada al público infantil.

Una nueva ordenación, recorridos peatonales y urbanización de la Plaza que incluye además, como elemento singular añadido a los juegos infantiles, una nueva pérgola. Todo ello, en conjunto, consigue de esta plaza un “referente singular como espacio dedicado al ocio, dirigido particularmente a familias y niños”, ha destacado la concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, satisfecha del “espectacular” resultado de esta actuación.

Ha recordado igualmente la edil que esta actuación se enmarca dentro del conjunto de obras emprendidas por el Ayuntamiento de Almería para la renovación de espacios públicos para uso ciudadano en la ciudad que incluye la mejora de las condiciones de accesibilidad y peatonalización, y que se une a otras actuaciones actualmente en marcha como son la Plaza Careaga y la calle Trajano y su entorno y que ampliará también a otras zonas del casco histórico y a los entornos de las calles Murcia y Granada, entre otros.

Los trabajos llevados a cabo, sobre una superficie total de 1.200 metros cuadrados, permiten hoy una mayor visibilidad de la Plaza desde la calle Arapiles. Además, la nueva pérgola, permite generar zonas de sombra y se han mejorado las condiciones lumínicas con la disposición de nueva iluminación, sobre báculos de 7-8 metros, que afecta tanto al interior de la plaza como a sus calles circundantes.

La remodelación de la Plaza se ha culminado con la dotación de mobiliaria y jardinería, completado todo con la disposición de juegos infantiles que permitirán a sus usuarios diferentes posibilidades de actividades de juego o valores lúdicos (explorar, equilibrio, interactivo, trepar, gatear o balancearse). Algunos de ellos están además indicados especialmente a personas con autismo, síndrome down, deficiencia visual o dificultad de aprendizaje, que suponen además un compromiso para fomentar la accesibilidad y la inclusión.