Ayuntamiento Almeria pleno presupuesto

El Ayuntamiento, con el único voto en contra del Psoe, aprueba el Presupuesto de 2021: más de 204,6 millones para superar la crisis

“Estas cuentas son fruto de la reflexión y el diálogo” y están orientadas a ayudar “a todas las personas que se puedan ver afectadas por la pandemia”, ha señalado el alcalde

El Pleno del Ayuntamiento de Almería ha aprobado hoy inicialmente, con el voto favorable del Grupo Popular, Ciudadanos y el concejal no adscrito, Joaquín Pérez de la Blanca, la abstención de Vox y Podemos, y el único voto en contra del grupo municipal socialista, el Presupuesto municipal para el año 2021, cuya cifra total se eleva a 204.679597,9 euros, lo que supone un incremento del 1,1% (2,2 millones) con respecto al presupuesto del ejercicio anterior. Con carácter extraordinario y de forma telemática, además del presupuesto al Pleno se ha dado cuenta de la liquidación del presupuesto de 2021.

Previo al debate entre los diferentes grupos de la Corporación, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco destacaba que estas cuentas son fruto de la “reflexión” y el “diálogo” con todos los sectores y colectivos, orientadas a un fin “prioritario” como es el de “salvar vidas y conservar y crear nuevos puestos de trabajo, sin duda la preocupación principal para todas las familias, empresas, autónomos, emprendedores y desempleados de nuestra ciudad, que se puedan ver afectadas por la pandemia del COVID-19 y la coyuntura económica derivada de la misma.

Un presupuesto además de corte social, reorientado en sus proyectos, pensado para hacer frente a las necesidades de los almerienses y alejado de consignas o estrategias políticas. “Creo que eso y no otra cosa es lo que esperan y demandan los almerienses de los políticos representados en el Ayuntamiento: capacidad de consenso, de superación de las diferencias ideológicas y aportar una visión constructiva del futuro que desborde los viejos esquemas partidistas que en tantas ocasiones han supuesto un factor limitante para el desarrollo de Almería”, ha expresado el alcalde.

En este sentido, ha agradecido a los grupos de Ciudadanos y al concejal no adscrito el haber sumado su voto favorable, anunciado anteriormente, para la aprobación y puesta en marcha de este Presupuesto. “Este ejercicio de generosidad y responsabilidad merece destacarse en unos momentos en los que muchas personas comprueban, con estupor, que las ambiciones personales y los lastres ideológicos siguen marcando la agenda de algunas formaciones políticas”.

Apelando una vez más a un “diálogo constructivo”, ha abogado también por una mayor voluntad para alcanzar acuerdos “que ayuden, protejan y sirvan a todos los almerienses”, agradeciendo también las propuestas presentados por quienes no han apoyado el documento y que, como ha explicado el primer edil, “también están contenidas en un presupuesto cuyo objetivo es el de construir las bases necesarias para volver a la normalidad”.

Adaptado a la crisis del COVID

“En tiempos excepcionales como los que vivimos requieren una dosis extra de responsabilidad”, ha reclamado Fernández-Pacheco. “La política y la ideología nunca pueden ser un problema cuando se habla de la vida de la gente. Es momento de perder el miedo a decir que sí a un documento que, entendiendo que no puede responder a nuestras siglas o intereses partidistas, es necesario para los almerienses y que contribuirá a salir de esta situación lo antes posible”, ha expresado el alcalde. “Hoy tenemos la oportunidad de demostrar que estamos aquí para servir, que no servimos solo para estar”, ha insistido apelando al voto favorable de todos los grupos de la oposición.

“El Presupuesto del Ayuntamiento de Almería para 2021 ha de adaptarse forzosamente a algunos hechos incontrovertibles: la excepcional gravedad de la situación económica general de España causada por la pandemia y la imperiosa necesidad de volcar todo nuestro esfuerzo en evitar que ningún almeriense se quede atrás”, ha recalcado Fernández-Pacheco, recordando en ese empeño la puesta en marcha del ‘Plan Re-activa20, con ayudas directas y descarga fiscal, un plan que ha obligado a encarar 2021 “con una importante disminución de ingresos, consecuencia de las rebajas fiscales aprobadas para paliar los efectos de la crisis sanitaria, de la disminución de la recaudación asociada a esta crisis económica y al hecho de que el Ayuntamiento siga a día de hoy esperando unos fondos estatales muchas veces prometidos y de los que, de momento, no ha llegado un solo euro y que hoy son más necesarios que nunca”, ha censurado.

A pesar de ello “hemos podido presentar un presupuesto expansivo, gracias también a una gestión económica mantenida en los últimos años “muy responsable y con gran capacidad de ahorro, además de por el importante esfuerzo realizado por el Ayuntamiento en la captación de financiación externa”, ha expuesto el primer edil.

Una buena gestión que permite para 2021 “un presupuesto más alto que en 2020 a pesar del desplome de los ingresos propios. Un presupuesto orientado a la salida efectiva de la crisis y en el que hemos incrementado los recursos destinados a políticas de empleo y atención social, dado que el objetivo final de este Presupuesto es la recuperación económica y social de nuestro municipio”, ha resumido Fernández Pacheco.

Servicios públicos, empleo y protección social

El de 2021 es un presupuesto que viene a destinar un 65,9% a servicios públicos, empleo y protección social, incrementado en más de un 15% en atención social, con más de 22 millones de euros del total del presupuesto y que duplica la partida presupuestaria en empleo (106% más).

Un presupuesto que, desglosado tras el alcalde por el concejal de Economía y Función Pública, Juan José Alonso, “refuerza el apoyo a los sectores más castigados por y durante la pandemia, con ayudas a autónomos y pymes, formación, emergencia social, comerciantes, sector del taxi, guías turísticos…, todo ello bajando impuestos y destinando más de dos millones de euros en bonificaciones fiscales”.

Como ya se había adelantado días atrás, por áreas, el incremento más significativo lo tendrán las áreas de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana (22,4 millones de euros), incluyendo la dotación de más de dos millones de euros para la prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio; Urbanismo e Infraestructuras, unido al presupuesto de la Gerencia Municipal de Urbanismo y la Empresa Municipal ‘Almería XXI’, donde se concentran las principales partidas de inversión, y Seguridad y Movilidad, también con un presupuesto ambicioso (29,6 millones de euros) para seguir apostando por la movilidad en la ciudad.

Financiación externa

El concejal de Economía ha destacado, frente a la disminución en los ingresos, el incremento de los fondos provenientes de financiación externa, consecuencia ha referido, “del trabajo de captación realizado por el Ayuntamiento en estos años y que se traducirá en la ejecución de proyectos importantes para la ciudad”. En este marco se incluyen las iniciativas del Plan POEFE, con más de seis millones de euros destinados a la formación y empleo, el Proyecto Camina, con más de 4,3 millones de euros de presupuesto, el Plan Turístico de Grandes Ciudades, con más de 4,2 millones de euros, entre otros.

En el capítulo de inversiones, la nómina de proyectos y actuaciones incluidas en el presupuesto es extensa destacando, entre otras, las partidas destinadas al equipamiento del nuevo edificio del Tercer Sector (300.000 euros), actuaciones en el Centro Histórico, como la Plaza de la Administración Vieja, el acondicionamiento y mejora de la ladera de San Cristóbal, la adquisición del edificio de Correos o el entorno del Hospital Provincial (4,9 millones de euros consignados); inversiones en infraestructuras viarias (un millón); inversiones en áreas infantiles y biosaludables (250.000 euros); inversiones en infraestructuras semafóricas (200.000 euros); adaptación y reforma del edificio de la Virgen del Mar (700.000 euros); ayudas al sector del taxi (135.000 euros); la construcción de un nuevo complejo deportivo en Costacabana (presupuesto Patronato Municipal de Deportes 4,6 millones de euros) o el equipamiento y dotación para Policía Local (150.000 euros).


Por último, en respuesta a las críticas al presupuesto de los grupos que no han apoyado con su voto el documento, Alonso ha lamentado que no se sumen a un presupuesto “bueno” para las necesidades de la ciudad, censurando al grupo municipal socialista por alegar que no se contengan sus propuestas, “valoradas para un presupuesto, inasumible, de más de 400 millones de euros”, así como el mensaje “demágogico” de la portavoz de Podemos

Liquidación presupuesto 2020

Respecto de la liquidación del Presupuesto, cerrando el ejercicio 2020, el concejal de Economía y Función Pública, Juan José Alonso, ha insistido en que el Ayuntamiento “responde un año más a las obligaciones que a las entidades locales marca el Ministerio de Hacienda, aprobando su liquidación en tiempo y forma, siendo un año más una de las primeras administraciones en aprobar la liquidación “con el único objetivo de que la gestión del Ayuntamiento siga su ritmo y no se vea interrumpida por la falta de financiación de determinados programas e inversiones para cuya ejecución se requiere la incorporación de remanentes de años anteriores”, ha expuesto.

Siendo este un ejercicio “atípico” cuyas circunstancias especiales han tenido repercusión en la ejecución presupuestaria, “los resultados que se derivan de esta liquidación no hacen sino confirmar la excelente salud de las finanzas municipales”, ha reconocido Alonso. Una buena gestión económica acumulada de años anteriores que ha permitido al Ayuntamiento, en palabras de Alonso, aguantar el envite de la situación derivada de la pandemia de la COVID-19. Y es que, como era de esperar, la disminución de los ingresos propios ha tenido su incidencia también en la ejecución presupuestaria que, sin embargo, ha calificado de “buena”.

“La liquidación de este año pone de manifiesto la buena gestión que se viene realizando en materia económica y revela, una vez más, que mantenemos los objetivos puestos de manifiesto en diversas ocasiones: control en la ejecución del gasto, adaptamos el gasto a la recaudación efectiva, reducimos el endeudamiento, amortizamos deuda y pagamos a nuestros proveedores en tiempo y forma, el primero que lo hace. Y todo ello garantizando nuestro compromiso en el mantenimiento de servicios públicos de calidad, contribuyendo a la reactivación económica, fomentando la creación de empleo y en apoyo de empresas, emprendedores y colectivos más vulnerables”, ha resumido Alonso.

En este sentido, ha subrayado, entre las grandes cifras de la liquidación, el periodo medio de pago a proveedores a 31 de diciembre, situado en 2,97 días, a partir del plazo legal de pago de treinta días, un remanente líquido de tesorería de más de veinticinco millones de euros, liberado por el Gobierno para su utilización a lo largo de este año y cuya cifra “debemos tratar con la mayor de las cautelas, ya que su utilización indiscriminada como fuente de financiación dio lugar a la quiebra de multitud de ayuntamientos hace unos años”, además de un superávit que en este año ha sido negativo (-24,5 millones de euros) o un volumen de deuda sobre los ingresos corrientes cifrados en un 55,59%, similar a años anteriores. Unos niveles de deuda financiera totalmente asumibles y muy por debajo de la gran mayoría de administraciones”, ha reconocido.
Respecto al cumplimiento de las reglas fiscales Alonso ha recordado que, mediante acuerdo del Congreso de los Diputados y debido a la coyuntura económica actual, para los ejercicios de 2020 y 2021 quedaron suspendidos los objetivos en vigor de estabilidad y deuda, así como la regla de gasto.

Una vez más, respecto de los ingresos y gastos, Alonso ha recalcado la “buena gestión” que viene haciendo el Partido Popular de los recursos públicos al frente del Ayuntamiento, gestionando además un momento muy complicado en cuanto a la situación económica que ha permitido, entre otras cosas, poner en marcha medidas fiscales y ayudas directas dirigidas a personas y sectores económicos afectados por esta pandemia.

De los datos expuestos resaltar que los ingresos percibidos por el Ayuntamiento se cifran en más de 164 millones de euros, cifra similar a la de los últimos años, una ejecución de ingresos en porcentaje del 93,6%.

Centrados en los ingresos corrientes, que son los que realmente dependen de la gestión municipal, su ejecución ha sido de un 84,86% y si nos centramos en los capítulos 1,2 y 3, la eficacia recaudatoria es del un 82,52%, lo que supone una disminución del 6% respecto a 2019.

En cuanto a los gastos, en 2020 el Ayuntamiento gastó, en valores absolutos, más de 210 millones de euros, lo que supone una ejecución de gasto del 104,3% respecto al presupuesto inicial y de un 83% respecto del definitivo. En gasto corriente, la ejecución ha sido del 97,63%. Respecto de las inversiones, la ejecución de las mismas ha sido de un 183,08% respecto al presupuesto inicial y de un 59,52% respecto al definitivo.

En la batería de números que supone la liquidación, Alonso ha destacado también la disminución en los costes financieros, asociado a los préstamos, “que continúa disminuyendo hasta los 201.390,37 euros, lo que supone un euro por habitante al año, traducido todo ello en una reducción de la presión fiscal, que sigue disminuyendo año a año, y que en este 2020 se sitúa en 426 euros, frente a los 443 de 2019, 17 euros menos por habitante”, ha explicado Alonso.

Audios: