Ley Estabilidad Superávit

El Ayuntamiento cierra 2017 cumpliendo la Ley de Estabilidad y con un superávit de 10,9 millones de euros

La liquidación del presupuesto se eleva a Pleno el próximo jueves avalado por la intervención municipal, justificando el nivel de ejecución presupuestaria

“Los resultados de la liquidación del presupuesto general del Ayuntamiento de la capital y de sus Organismos Autónomos, correspondiente al año 2017,confirman, un año más, la excelente salud de las finanzas municipales y la gestión económica del Equipo de Gobierno, cumpliéndose la totalidad de las magnitudes que nos marca la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera: estabilidad presupuestaria, la regla de gasto, la deuda financiera y la deuda comercial”. Es lo que hoy adelantado la concejala de Economía del Ayuntamiento de Almería, María del Mar Vázquez, tras la celebración de la comisión plenaria que antecede al Pleno que será convocado para el próximo 1 de marzo en el que, además de este asunto, se contestarán las alegaciones al Presupuesto Municipal de 2018 con el objetivo de su aprobación definitiva y entrada en vigor.

Los datos, según Vázquez, “responden a una gestión responsable de los recursos municipales” avalado además por la intervención municipal “dado que el incumplimiento de un mayor nivel de ejecución presupuestaria del límite de gasto aboca a la administración a un Plan Económico Financiero”.

Así, el Ayuntamiento de Almería cierra el ejercicio 2017 con un superávit de 10.959.547,94 euros, sin que a fecha de hoy se haya dictado norma alguna, como en la anterior Ley de Presupuestos Generales del Estado, para el destino del superávit presupuestario. Al respecto Vázquez ha explicado que “tenemos una gran cartera de proyectos a la vista que podrían financiarse con este superávit. En función de las reglas que para el destino de esa cuantía se aprueben en la próxima ley de presupuestos, optaremos por unas u otras, y así obtener la máxima eficiencia en la palicación de este”. Repecto al año pasado el superávit se ha reducido en más de un 50%.

Durante 2017 se ha ha reducido también el endeudamiento “en un 5%”, lo que según datos del informe de intervención situán su porcentaje en el 53,34% de los ingresos corrientes liquidados, frente al 58,37% del año pasado. La concejala de Economía ha felicitado “el que cada año se venga reduciendo el nivel de endeudamiento. Amortizamos más de lo que nos endeudamos”, justificó.

Otro dato destacado de esta liquidación es la reducción “progresiva” que se viene produciendo en el periodo medio de pago a proveedores (deuda comercial), situada a fecha 31 de diciembre de 2017 en 11,23 días, “obligaciones pendientes de pago que en 2016 estaban establecidas en 23 días y que se reducen también casi a la mitad”, ha felicitado Vázquez.

La ejecución presupuestaria, respecto de los ingresos y gastos, reconoce también, en palabras de Vázquez, “una eficaz y buena gestión de los recursos públicos”, destacando “la eficacia recaudatoria, por encima del 85%, y la buena gestión desempeñada por el Órgano de Gestión Tributaria, acompañado de una menor presión fiscal por habitante”, ha destacado Vázquez. En este sentido la edil ha recordado los tres millones de euros menos recaudados por el Ayuntamiento (106 millones de euros este año frente a los 109 millones de euros de 2016), “consecuencia de la bajada del IBI y de la reducción de tasas”.

En cuanto a las inversiones, Vázquez ha insistido en que “la ejecución en este capítulo no depende exclusivamente de la gestión municipal. El índice de ejecución de inversiones este año de un 96% respecto al presupuesto inicial, reducido a un 32,8 por ciento como consecuencia de la incorporación de remanentes”, ha justificado.

En este sentido ha defendido que “no podemos obviar los requerimientos legales, en este caso la regla de gasto, que hemos cumplido a rajatable, con apenas un margen de casi 400.000 euros. Su incumplimiento hubiese derivado en consecuencias muy negativas para el ejercicio 2018, año en el que esperamos culminar las grandes obras de la corporación, entendiendo en este caso que las inversiones deben “valorarse”, atendiendo a lo ejecutado a lo largo de todo el periodo de la corporación.

Menos presión fiscal

Vázquez ha querido también destacar que “el coste financiero asociado a los préstamos, lo que pagamos de intereses, continúa disminuyendo, en este año por importe de 861.983,27 euros, lo que supone 4,40 euros por habitante al año, dato que según Vázquez “responde también a la buena gestión municipal, “refinanciando préstamos y con la amortización anticipada de deuda a través del superávit”.

Igualmente ha defendido la capacidad inversora del Ayuntamiento de Almería compatible con la reducción de deuda financiera y una disminución de la presión fiscal, “que seguiremos manteniendo a lo largo de 2018”, anunciando una nueva reducción en impuestos y tasas, como las ya adelantadas en el caso de ampliación o instalación de invernaderos o respecto al Mercado Central, con una rebaja fiscal y bonificaciones a los comerciantes como incentivo por la apertura de sus puestos en horario de tarde.