Fumigación plagas inundaciones Almería

El Ayuntamiento adjudica por emergencia a ‘Lokïmica’ el control de plagas para acabar con los mosquitos derivados de la gota fría

La empresa inicia desde hoy un tratamiento de choque en las zonas más afectadas

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Almería, reunida con carácter extraordinario, ha aprobado hoy declarar la tramitación de emergencia, como una circunstancia excepcional, para la prestación de los servicios incluidos en el Contrato de Servicios de Control de Plagas en el término municipal debido a las consecuencias de la gota fría ocurrida en la madrugada del día 13 de septiembre y que ha provocado la acumulación de grandes cantidades de agua en zonas como La Fabriquilla, La Almadraba, Cabo de Gata, Pujaire, Retamar, El Toyo, El Alquián, La Cañada y Costacabana y la consiguiente proliferación de mosquitos que están perjudicado gravemente a los vecinos.

Para hacer frente a esta situación, el Ayuntamiento precisa la contratación de una empresa con medios técnicos y capacidad para efectuar tratamientos de choque y de mantenimiento durante el período comprendido entre el 30 de septiembre y el 22 de diciembre de este año, tarea que recaerá en la mercantil ‘Lokïmica S.A.’, a la que se adjudica directamente el contrato por 85.910 euros.

“El tratamiento abarcará una superficie estimada de unas 300 hectáreas, comprendidas principalmente en los barrios mencionados y se hará en horarios de mañana y tarde, de lunes a viernes, aunque en caso necesario deberá haber disponibilidad de atender los servicios los sábados, domingos y festivos, con un mínimo de cuatro operarios en el tratamiento de choque y dos en labores de mantenimiento”, ha afirmado la concejala de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos.

En cuanto a las especies a controlar, éstas serán roedores, moscas y mosquitos, para lo que emplearán una completa gama de equipos y vehículos, tales como cubas, mochilas de pulverización, nebulizadores, furgonetas de alta visibilidad, embarcaciones, pick up con cañón termonebulización, drones…, “siempre siendo respetuosos con el medio ambiente y facilitando la información necesaria sobre las actuaciones a los vecinos”, señala Cobos, para quien, de esta manera, “confiamos en poder recuperar la normalidad, ya que se continúa achicando agua en aquellas zonas más perjudicadas y, al mismo tiempo, vamos a proceder a eliminar los mosquitos que tantas molestias están causando”.