Obra Carretera Ronda

El alcalde destaca la “seguridad” que ofrece la nueva rotonda de la Carretera de Ronda a los más de 35.000 vehículos que pasan por ella a diario

Ramón Fernández-Pacheco ha visitado la actuación terminada en la última semana del año y en la que se han invertido 566.000 euros en mejorar el tráfico rodado y peatonal, además del saneamiento y la iluminación de la zona

El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, ha destacado la “seguridad” que ofrece la nueva rotonda construida en la intersección de la Carretera de Ronda con la Carretera de Níjar tanto para los más de 35.000 vehículos que pasan por allí a diario como para los cerca de 2.000 peatones que cada día transitan por la zona. Con una inversión cercana a los 566.000 euros, la obra realizada por Fircosa ha venido a eliminar un “cruce peligroso” y a mejorar no sólo el tránsito de vehículos y personas, sino también a renovar las redes de saneamiento y abastecimiento, la iluminación de la zona y parte del acerado de la Carretera de Ronda.

Es, ha dicho el regidor, “una de las principales actuaciones realizadas en el último año con el objeto de mejorar la movilidad en la ciudad”. Se trata de una actuación importante en la que el Ayuntamiento ha aprovechado el corte parcial del tráfico y “las molestias ocasionadas a los vecinos” para mejorar las redes, el alumbrado y el acerado, ha puesto en relieve Fernández-Pacheco.

Acompañado por el concejal de Desarrollo Urbano, Miguel Ángel Castellón, el alcalde ha insistido en que para el Equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Almería, “seguir mejorando la movilidad es una prioridad absoluta”. Así se ha hecho recientemente con la Carretera de Sierra Alhamilla, hoy convertida en avenida, se está haciendo con la actuación en Carretera de Ronda, y “se va a seguir haciendo en el futuro en otros puntos de la ciudad”, ha dicho Fernández-Pacheco, que ha animado a los almerienses a que disfruten de una obra que se ha hecho “por ellos y para ellos”.

Para fin de año

Las obras de la glorieta construida en la intersección entre Carretera de Níjar, Carretera de Ronda y calle Real del Barrio Alto comenzaron en el mes de julio y tal y como se anunció han concluido antes de que acabara 2018. Con un diámetro de 44 metros, la rotonda ofrece un ramal directo de Carretera de Ronda a Carretera de Níjar con 4,4 metros de ancho. La calzada, de 10 metros de ancho, con dos carriles y arcenes de un metro han permitido ganar grandes espacios para el peatón.

De hecho, todas las aceras han quedado con un ancho superior a los tres metros, a excepción de un punto próximo a la calle Real del Barrio Alto, donde la acera es de dos metros. También gana la zona en espacios verdes, que se han estirado hasta el paso de peatones norte de Carretera de Ronda, de modo que se impida atravesar la calzada fuera de este paso.

En Carretera de Níjar, por su parte, se ha mantenido la alineación de los bordillos en las aceras norte y sur, mientras que en Carretera de Ronda se han modificado totalmente ganando espacios y seguridad.

El proyecto, tal y como ha señalado el alcalde, ha incluido la reposición de los servicios municipales afectados, cambiando la rede de abastecimiento existente, antigua, por otra más moderna y de fundición dúctil. La red de alumbrado público sobre la zona también a sufrido variación, de modo que se proyecta el alumbrado de la glorieta desde el perímetro exterior de la misma mediante cinco torres de doce metros, con cuatro proyectores led.

Los cambios en la semaforización, que se adapta a los nuevos pasos de peatones, han completado la actuación.