El alcalde destaca la “noble tarea” que la asociación ALTEA realiza con 140 niños con autismo o trastorno del lenguaje y sus familias

El alcalde destaca la “noble tarea” que la asociación ALTEA realiza con 140 niños con autismo o trastorno del lenguaje y sus familias

Ramón Fernández-Pacheco ha visitado la sede cedida por el Ayuntamiento a la asociación que, en la calle Juez, ofrece asesoramiento, apoyo y formación a más de 115 familias de Almería y su provincia

El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, ha destacado la “noble tarea” que la asociación ALTEA realiza con 140 niños con autismo o trastorno específico del lenguaje y con sus familias. Una labor a la que “no llega ninguna administración pública”. Así lo ha apuntado el regidor durante la visita a la sede que el Ayuntamiento ha cedido a la entidad en la calle Juez y que ha permitido a la entidad “crecer exponencialmente” y dar “cobertura” a más familias con uno o más hijos con este trastorno.


Acompañado por las concejalas de Presidencia y de Función Pública, Pilar Ortega y Lola de Haro, respectivamente, el alcalde ha agradecido y felicitado a la asociación ALTEA que, con menos de dos años de vida, y apenas uno de actividad ha crecido mucho en poco tiempo “para dar respuesta a la gran demanda” que existía en Almería y la provincia. A día de hoy son 125 las familias asociadas a las que se ofrece terapias, asesoramiento, formación y apoyo.

Un apoyo que, gracias a la cesión de un espacio como sede en la que organizar talleres y formación, se hace “extensivo a todas las familias que lo necesitan, incluidas aquellas en riesgo de exclusión social”, insiste la presidenta de ALTEA. Mari Carmen Almagro hace hincapié en la importancia que tiene la terapia en el desarrollo del niño con trastorno del espectro autista o específico del lenguaje. De ahí que se haga extensivo a todos los que lo necesitan.

No en vano, a día de hoy uno de cada 57 niños nacidos tiene trastorno del espectro autista. Una cifra muy alejada de la registrada hace treinta años cuando la relación era de uno por cada 12.000 niños nacidos, subraya Almagro.

A favor de la inclusión real y efectiva

Se trata, el trabajo que realiza ALTEA, de una “labor fundamental a favor de la inclusión real y efectiva de niños y jóvenes en todos los ámbitos de la vida”, apunta Fernández-Pacheco que, como alcalde, pone el Ayuntamiento “a total disposición de estas familias y de la asociación”. “Es nuestra obligación ponernos de su lado y ayudarles en todo lo posible”, hace hincapié el alcalde, que considera necesario utilizar a las asociaciones del tercer sector como “brazo ejecutor de las políticas sociales que, desde lo público, hay que impulsar”.

ALTEA ofrece, además de asesoramiento, apoyo y formación a las familias, distintos tipos de terapia para los afectados por el trastorno del espectro autista o específico del lenguaje como natación y deporte adaptados o equinoterapia. La posibilidad de organizar un campamento para el tiempo libre, tanto en vacaciones de verano como durante los fines de semana, permite a las familias reunirse, compartir experiencias y disfrutar con sus hijos de distintos programas terapéuticos.

Otro de los aspectos que más se cuida desde la asociación es la formación a padres, tutores, abuelos y entorno cercano al niño. “Cuanto más preparados están los padres, mejor evolucionan los niños”, insiste Almagro que, junto a padres y miembros de la junta directiva de ALTEA, han agradecido la visita del alcalde y las concejalas, con quienes, han dicho, mantienen una relación directa.

Participa ALTEA en la elaboración de pictogramas que facilitarán la visita a museos y al Mercado central de Almería gracias a una colaboración con la concejalía de Familia e Igualdad de Oportunidades.
Audios relacionados: