Besapiés

El alcalde cumple un año más con el tradicional besapiés a la imagen del Señor Cautivo de Medinaceli, en la Catedral

Acompañado por los ediles Manuel Guzmán y Pilar Ortega, Ramón Fernández-Pacheco ha rendido culto a la imagen del Jesús Cautivo, amadrinada por la ciudad y muy venerada por miles de almerienses

El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, ha cumplido, un año más, con el tradicional besapiés a la imagen de Jesús Cautivo de Medinaceli en la Catedral de Almería. Una imagen que está amadrinada por la ciudad y que es venerada por miles de almerienses cada primer viernes del mes de marzo en un acto que es antesala de la Semana Santa almeriense.

Acompañado por los concejales Manuel Guzmán y Pilar Ortega, además de por María del Mar Marín, hermana mayor del Prendimiento, de la que es imagen el Cautivo, y su consiliario, Juan José Martín Campos, el primer edil ha participado en una de las tradiciones religiosas y populares más arraigadas en la devoción almeriense: el inicio del besapiés a la imagen del Señor de Medinaceli, también conocido como, Señor de Almería.

Ante la imagen, el alcalde, los concejales, hermanos del Prendimiento y fieles han rezado por la ciudad y también por la Corporación Municipal para que, tal y como ha señalado el consiliario, “busquen el bien, la libertad y la justicia”.

Este tradicional besapiés es “una tradición arraigada en las costumbres religiosas almerienses que, además, cuenta con el fervor y el apoyo de muchísima gente”, ha apuntado el alcalde, seguro, de que a lo largo del día de hoy “serán miles los almerienses los que se congreguen a las puertas de la Catedral de la Encarnación para rendir homenaje y culto a una imagen muy venerada y muy querida en Almería y que cada miércoles Santo procesiona con la Hermandad del Prendimiento por las calles de la ciudad”.

A lo largo de todo el día

Fernández-Pacheco se ha mostrado “encantado de dar comienzo a este besapiés” y ha agradecido a la Hermandad del Prendimiento y a todos los hermanos el trabajo que hacen para que todos los demás puedan, sin problemas, rendir homenaje al Señor de Medinaceli”.

En este sentido, María del Mar Marín ha reconocido que para el Prendimiento el primer viernes de marzo es “uno de los días grandes del año, el día en el que la Hermandad devuelve a Almería lo que le dio y que no es otra cosa que la propia imagen de Jesús de Medinaceli”. Ha aprovechado también Marín, para animar a los almerienses “a visitar la Catedral, a rendir pleitesía al Señor de Almería, y a que le pidan y den gracias”

La Catedral de la Encarnación permanecerá este viernes abierta “hasta que haya gente que quiera rezar ante el Cautivo. Es un deber de la hermandad estar dispuesta a recibir a todos los almerienses que quieran pasar por aquí”.

Antesala de la Semana Santa

El besapiés al Señor de Medinaceli es antesala de la Semana Santa, ha reconocido el alcalde, que ha señalado cómo la de 2019 va a ser una Semana Santa que Almería afronta con muchísima ilusión, y con las ganas de que sea siempre mejor que la anterior.

“Este año se introducen una serie de novedades: más gradas, más sillas, y más medios para que los almerienses puedan disfrutar de los desfiles procesionales”, ha apuntado, a la par que ha subrayado que el verdadero acento hay que ponerlo siempre en los protagonistas: “Si la Semana Santa de Almería es un éxito, si ha conseguido el título de Interés Turístico Nacional no es gracias al Ayuntamiento, sino a los miles de cofrades que trabajan por la Semana Santa”. No en vano, ha asegurado, “el movimiento social más importante que hay en la ciudad es el de la Semana Santa, el de las hermandades y cofradías”.

Audios relacionados: