Almería cultura festival Almerijazz

Daniel García Trío y Maureen Choi alimentan el alma en un concierto lleno de energía

Espléndida actuación, donde el diálogo entre el pianista y la violinista deparó momentos sublimes en el Festival Almerijazz

Si siempre se ha dicho que el jazz es la música del alma, en los actuales momentos marcados a fuego por la pandemia del coronavirus aún más. El Festival Almerijazz insufló en la tarde de ayer con la energía de este género de raíz al público asistente al Teatro Apolo gracias al concierto de Daniel García Trío (piano, contrabajo y batería) y la violinista Maureen Choi. El diálogo entre los cuatro músicos generó un clima mágico que transportó a los almerienses a la esencia del jazz, la alegría de esta música, a olvidarse del ruido externo y recobrar fuerzas para lo que queda por venir de cara a afrontarlo con optimismo. Como afirmó Daniel García, “no sabéis lo complicado que es organizar un concierto hoy en día, un festival es ya una heroicidad, pero habría que recordar que la música ahora más que nunca es la que nos está curando el alma en tiempos de coronavirus”. Cierto, más aún con las estrictas medidas de seguridad sanitaria adoptadas por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería en el marco de la #CulturaSegura.

La formación liderada por el pianista salmantino Daniel Garcia Diego concedió en la tarde de ayer en el teatro Apolo el último concierto del ciclo Almerijazz en este espacio. Acompañado por una de las secciones rítmicas más activas y vanguardistas del panorama nacional: los cubanos Reinier Elizarde ‘El Negrón’ al contrabajo y Michael Olivera a la batería. Arrancó el concierto con un tema de carácter flamenco, a ritmo de burlería, una creativa versión de ‘Potro de Rabia y Miel’ -homenaje a Paco de Lucía y Camarón- que recordaba al clásico español en su introducción y donde aparte de la sonoridad flamenca, la latina también se dejó notar dado el carácter de la sección rítmica.

Tras el primer tema Daniel García invitó a la violinista americana Maureen Choi, de raíces familiares coreanas y afincada en España, que ya les acompañaría en el resto del concierto. El primer tema que interpretaron ya en formación de cuarteto fue ‘La Comunidad’, todo un canto a la esperanza según indicó el propio autor. Continuaron con ‘Atocha 115’, y continuaron una composición esta vez de la violinista titulada ‘Fénix Borealix’ a ritmo de seguirillas donde destacar el profundo sólo de contrabajo que llevó al climax de la composición y que dio paso tras una delicada introducción del pianista al virtuoso y pasional solo de Maureen de fue creciendo para dulcemente sobrecoger al público que rompió tras él en fervorosos aplausos.

El experimental ‘Travesuras’, composición ésta que aparece en el disco homónimo del pianista publicado el pasado año en el prestigioso sello alemán ACT fue el tema elegido para cerrar el concierto, tras el cual y a petición del público ejecutaron como bis ‘Gitanilla’.

Daniel García y Maureen Choi se conocen desde hace varios años y, si en otras ocasiones el pianista es el que acompaña en sus giras a la violinista en el formato ‘Maureen Choi Quartet’, hoy ha sido ella la que ha estado en el escenario junto a ‘Daniel García Trío’, ofreciendo juntos una música que fusiona el jazz con el flamenco, junto a otros sonidos que nacen del sentimiento, en un cuarteto que puso en pie al público. Tanto Daniel García como Maureen Choi son dos de las figuras más relevante del nuevo panorama jazzístico y en la tarde-noche de ayer lo demostraron en el concierto en el Teatro Apolo. Es la magia del jazz, la música que cura el alma, en el Festival Almerijazz, organizado por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería y enmarcado en la #CulturaSegura.