Policia local Almería playas

Continúa el operativo de refuerzo de Policía Local para control de aforos, uso de mascarilla y la distancia de seguridad frente al COVID-19

Los agentes ponen más de 120 denuncias en las últimas tres semanas por incumplimiento de las medidas de seguridad frente al coronavirus que implican sanciones de, como mínimo, cien euros cada una

Policía Local mantiene el operativo de refuerzo para control de aforos y vigilancia en el uso de mascarilla y el mantenimiento de la distancia de seguridad como medidas frente al COVID-19. En las últimas tres semanas, se han interpuesto más de 120 denuncias por no llevar mascarilla en lugares públicos y no mantener la distancia mínima de seguridad entre personas, tal y como establecen las autoridades sanitarias para intentar frenar los contagios por coronavirus. Así lo ha expuesto la concejal delegada del área de Seguridad y Movilidad, María del Mar García Lorca, que insiste en que las patrullas vigilan las zonas de mayor concurrencia y tienen orden de cerrar el acceso a las playas antes de que se supere el aforo considerado como seguro.

Desde la puesta en marcha del Plan de Contingencia de Seguridad en Playas, la Policía Local de Almería patrulla la zona de playas urbanas (tres parejas de agentes), las playas de Costacabana y Retamar (otra pareja) y la de Cabo de Gata y La Fabriquilla (una pareja más) con el objetivo de coordinar las tareas de vigilancia con los auxiliares de playas contratados por la Junta de Andalucía. El objetivo, recordar a los usuarios las medidas obligatorias de seguridad como son el uso de la mascarilla, el mantenimiento de la distancia de seguridad y la prohibición de acceder a los arenales en caso de que el aforo fuera elevado.

De hecho, en las playas urbanas, más concurridas durante el fin de semana, los agentes y los auxiliares de playas invitan a los usuarios a acudir a otras playas con menos afluencia de gente, como Retamar o Costacabana, para evitar aglomeraciones, apunta el concejal responsable de Playas, Carlos Sánchez.

Recuerdan, por otra parte, desde el área de Seguridad que en la playa la distancia que pueden mantener los convivientes de una familia es de dos metros y medio por otros dos metros y medio y que, entre sombrilla y sombrilla, hay que mantener hasta cuatro metros de distancia.

Megafonía en las playas

Son medidas obligatorias que recuerdan, por megafonía los auxiliares de playa, y que están señalizadas, a través de cartelería, en los accesos a las playas. De hecho, el incumplimiento de ellas puede conllevar una denuncia y una sanción mínima de cien euros.

Por lo pronto, las denuncias realizadas por Policía Local son tramitadas por la Junta de Andalucía, a través de la delegación de Salud en Almería. Y el objetivo no es otro que el de fomentar la responsabilidad de todos para evitar más contagios, subraya la concejal delegada del área. García Lorca indica, además, que la vigilancia policial no sólo se reduce a las playas sino a todo el término municipal, donde se hace especial hincapié en la vigilancia de posibles botellones o reuniones de ocio en la vía pública.

Desde el inicio de la crisis sociosanitaria, el Ayuntamiento de Almería mantiene las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias. Primero, las dictadas por el Ministerio de Sanidad y después, por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. En el ámbito municipal, se mantienen los centros vecinales cerrados, igual que los parques infantiles; se mantienen operativos específicos de limpieza y desinfección y se mantiene el control de aforo sobre cualquier evento cultural o de ocio, además de en los plenos del Ayuntamiento.

No obstante, la concejal García Lorca vuelve a insistir en la importancia de mantener actos y gestos responsables para evitar nuevos contagios por COVID.